Desempleo en la pandemia

Seguro por desempleo: 1.48 millones de nuevas solicitudes; sin incluir 728,000 de empleados por cuenta propia

Siguen los despidos durante la peor crisis de desempleo en la historia de los Estados Unidos.

Telemundo

Washington D.C.- El Departamento del Trabajo informó que hubo 1.48 millones de nuevas solicitudes de subsidio por desempleo, mostrando que sigue la ola despidos que han dejado a millones de desempleados y se han mantenido altos, incluso cuando muchas empresas han reabierto y recontratado a algunos trabajadores. Fueron 60,000 peticiones menos que el reporte de la semana previa.

Ahora, un repentino resurgimiento de los casos de COVID-19 amenaza con descarrilar lo que parecía el comienzo de una recuperación económica. Los economistas encuestados por Dow Jones esperaban un total de 1.35 millones de reclamos por primera vez de seguro de desempleo para la semana que terminó el 20 de junio.

El reporte indica que al 13 de junio estaban recibiendo el beneficio 19.52 millones de personas, unas 767,000 menos que la semana previa. Además 46 estados reportaron 728,120 reclamos iniciales de asistencia por desempleo pandémico, un beneficio especial para aquellos empleados por cuenta propia y que no están incluidos en la cifra de 1.48 millones de reclamos reportados esta semana.

Estados con más solicitudes durante la semana al 20 de junio: California (287,354), (Georgia 124,283), Florida (93,394), York (90,186), Texas (89,241), Pensilvania (56,089), Oklahoma (49,208) e Illinois (46,005).

Los mayores aumentos en el número de peticiones fueron en: California (+45,930), Maryland (+8,494), Indiana (+7,868), Pensilvania (+6,892), New Jersey (+5,958), Florida (+5,246) y Arizona (+4,367).

Donde bajó más la cifra de solicitudes fue en estos estados: Oklahoma (-35,571), Kentucky (-13,022), Oregon ( -8,908), Georgia (-7,714), Texas (-5,482) y Nueva York (4,964).

En la página 5 del siguiente documento puedes ver las cifras completas por estado:

Las solicitudes de desempleo semanales se han mantenido por encima de 1 millón durante 13 semanas mientras la pandemia sacudía el mercado laboral.

El número semanal de recortes de empleos ha disminuido constantemente desde que el coronavirus golpeó por primera vez en marzo, forzando el cierre de negocios y volcando la economía a la recesión. Pero el informe de la semana pasada sobre las solicitudes de ayuda por desempleo mostró que el ritmo de declive se había estancado a un alto nivel, evidencia de que muchas compañías todavía están despidiendo trabajadores.

REPORTE DEL 18 DE JUNIO

El Departamento del Trabajo informó el 18 de junio que hubo 1.5 millones de nuevas solicitudes de subsidios por desempleo la semana previa, cifra que mostró que se desaceleraba lentamente el ritmo de las peticiones semanales a medida que las empresas reabren y retornan algunos de sus trabajadores despedidos.

Los economistas encuestados por Dow Jones esperaban 1.3 millones de nuevos reclamos luego del total revisado de 1.566 millones de la semana previa.  

El reporte indica que al 6 de junio estaban recibiendo el beneficio 20.5 millones de personas.

Además, para la semana que terminó el 13 de junio, 46 estados reportaron 760,526 reclamos iniciales de asistencia por desempleo pandémico, un beneficio especial para aquellos empleados por cuenta propia y que no están incluidos en la cifra de 1.5 millones de reclamos reportados esta semana. Al 30 de mayo había 29,1 millones recibiendo ese subsidio especial.

El ritmo de los recortes de empleos ha disminuido constantemente en los tres meses desde que el coronavirus golpeó fuertemente, forzando el cierre de negocios y enviando a la economía a una recesión.

La tasa cada vez menor de solicitudes de desempleo sugiere que la devastación causada en el mercado laboral y la economía ha tocado fondo. Aún así, incluso para los estándares históricos, el número de peticiones semanales sigue siendo alto.

Los mayores aumentos en los reclamos iniciales para la semana que finalizó el 13 de junio se registraron en Texas (+4,219), Nevada (+3,651), Nueva Jersey (+2,644) y Nueva York (+2,500) mientras que los mayores descensos estaban en Florida (-25,863), Oklahoma (-20,788), Maryland (-18,736), Massachusetts (-14,986) y California (-12,492).

Los estados con más solicitudes la semana anterior fueron: California (243,344), Georgia (130,766), Nueva York (96,299), Texas (93,895), Florida (86,298), Oklahoma (56,737), Pensilvania (50,702) y Illinois (44,639).

En la página 5 del siguiente documento puedes ver las cifras completas por estado:

REPORTE DEL 11 DE JUNIO

El Departamento de Trabajo informó el jueves 11 de junio que 1.5 millones de nuevas solicitudes de subsidio por desempleo se registraron la semana que culminó el 6 de junio. Según cifras revisadas, la cifra bajó 355,000 respecto a la semana previa. Esto llevó a más de 44 millones el total de solicitudes en los últimos tres meses. 

La cifra indica que el total de personas recibiendo el beneficio de manera continua hasta el 31 de mayo es de casi 21 millones, un retroceso de 339,000 personas respecto a la semana previa.

Además de los empleados despedidos que solicitaron beneficios la semana pasada, otros 705,676 buscaron ayuda por desempleo bajo un nuevo programa para trabajadores autónomos y trabajadores que ahora califican para beneficios de desempleo por primera vez.

Los economistas encuestados por Dow Jones esperaban que las solicitudes de reclamos de seguro de desempleo para la semana del 6 de junio totalizaran 1.595 millones. Pese a que la cifra es importante, se mantiene la tendencia a la baja ya que muchas empresas han reabierto parcialmente y han vuelto a contratar a algunos trabajadores despedidos.

El ritmo de los recortes de empleos ha disminuido tras casi tres meses desde que el coronavirus golpeó fuertemente, forzando el cierre de negocios y enviando a la economía a una recesión.

Los estados donde hubo importantes aumentos de peticiones respecto a la semana previa fueron: California (+29,426), Massachusetts (+17,102), Nueva York (+12,422), Maryland (+9,184) y Minnesota (+7,555).

Los estados con mayor retroceso en la cantidad de reclamos fueron: Florida (-97,187), Texas (-16,941), Georgia (-14,452) y Michigan (-10,786).

Entre los estados con un total de reclamos considerables la semana pasada están: California (258,060), Georgia (134,711), Florida (110,520), Nueva York (94,348), Texas (89,736), Pensilvania (50,088), Illinois (44,814), Massachusetts (44,732) y Maryland (41,104). En la página 5 del siguiente documento puedes ver las cifras completas por estado:

El ritmo cada vez menor de las solicitudes de desempleo sugiere que la devastación en el mercado laboral ha tocado fondo. Aún así, según los estándares históricos, el número de solicitudes semanales sigue siendo alto.

El viernes 5 de junio, el gobierno informó sorprendentemente que la economía ganó 2.5 millones de empleos en mayo y que la tasa de desempleo disminuyó inesperadamente del 14.7% a un 13.3% aún alto. Las empresas reabiertas parecían haber llamado a algunos trabajadores despedidos más rápido de lo previsto.

Sin embargo, muchos analistas esperan que la contratación se desacelere, ya que gran parte de la economía todavía está inactiva y los consumidores aún desconfían de viajar, ir de compras, comer fuera o asistir a grandes eventos.

REPORTE DEL 4 DE JUNIO

El Departamento de Trabajo informó el jueves 4 de junio que 1.87 millones de nuevas solicitudes de subsidio por desempleo se registraron la semana previa. La cifra al 30 de mayo llevó a más de 42 millones el total de solicitudes en las últimas 11 semanas.

Los reclamos continuos, que proporcionan una imagen más clara de cuántos estadounidenses permanecen desempleados, totalizaron 21.5 millones, una ganancia de 649,000 durante la semana pasada, peor de lo que Wall Street esperaba.

El ritmo decreciente sugiere que el colapso del mercado laboral provocado por el coronavirus puede haber tocado fondo a medida que más compañías llaman a algunos de sus empleados a volver al trabajo. Esta se trata de la novena semana consecutiva de declive en el número de solicitudes semanales.

A nivel estatal, Nueva York mostró el cambio más importante, cayendo 106,106 solicitudes desde hace una semana. Michigan disminuyó en 23,539 y Texas vio una disminución de 20,896. Aumentos significativos registraron Florida (+31,083) y California (+27,199).

Las cifras por estado en la página 5 del siguiente documento:

Aunque las solicitudes de beneficios se están ralentizando, el último número semanal sigue siendo más del doble del récord que prevaleció antes del brote viral. Muestra que hay límites en cuanto a que la reapertura parcial de la economía puede restaurar un mercado laboral deprimido sumido en una recesión.

Además de los empleados despedidos que solicitaron beneficios la semana pasada, otros 796,813 buscaron ayuda por desempleo bajo un nuevo programa para trabajadores autónomos y trabajadores que ahora califican para beneficios de desempleo por primera vez. Estas cifras no están ajustadas para las variaciones estacionales, por lo que el gobierno no las incluye en los datos generales.

Desde mediados de marzo, 42.7 millones de personas han solicitado beneficios de desempleo. Sin embargo, no todos están desempleados. Algunos han sido recontratados desde entonces. Y resulta que algunas personas despedidas presentaron solicitudes duplicadas de beneficios mientras luchaban con los sistemas estatales de desempleo que no respondían.

REPORTE DEL 28 DE MAYO

En el reporte de la semana al 23 de mayo otros 2.1 millones de estadounidenses presentaron una petición por primera vez para el seguro de desempleo, según el Departamento del Trabajo. La cifra acumulada de las últimas 10 semanas se acerca a los 41 millones (40.7 millones).

Eso marca que la disminución continua en el ritmo desde que el número llegó a 6.9 millones a fines de marzo. Ya son más de 40 millones de trabajadores que han presentado reclamos desde que comenzó la pandemia de coronavirus, aunque no todos están actualmente en la misma situación. Las reclamaciones continuas han sido de alrededor de 21 millones, probablemente una representación más precisa del nivel real de desempleo.

La cifra de 2.1 millones no incluye los 1,192,616 reclamos por el llamado Pandemic Unemployment Assistance, es decir, el programa de ayuda federal para trabajadores independientes, contratistas y trabajadores, que ahora son elegibles para recibir ayuda por desempleo por primera vez.

En cuanto a los estados con mayores disminuciones en el total de solicitudes nuevas estuvieron: Washington (-86,839), Florida (-51,673), California (-32,088), y Nueva York (-31,769). Hubo un repunte en reclamos en pocos estados, entre los que destacan Virginia (+13,892) y Pensilvania (+6,892).

Los estados con más reclamos durante la semana que acabó el 23 de mayo fueeron: California (212,343), Nueva York (192,193), Florida (173,731), Georgia (164,350) y Texas (128,105).

En la página 5 del siguiente documento las cifras por estado:

El ritmo de los despidos ha disminuido durante ocho semanas consecutivas, una señal de que el cráter del mercado laboral puede haber tocado fondo. Sin embargo, según los estándares históricos, el número de solicitudes semanales sigue siendo enorme.

Los recortes de empleos reflejan una economía que se vio afectada por la peor recesión desde la Gran Depresión después de que el virus obligó al cierre generalizado de las empresas.

A estas alturas, dos tercios de las personas en la fuerza laboral de la mayor economía del mundo reciben en subsidios por desempleo más dinero que lo que cobraban en sus sueldos debido, en gran medida, a los 600 dólares semanales adicionales provistos por la ley de estímulo de 2.3 billones de dólares aprobada en marzo.

Este suplemento terminará a fin de julio si el Senado, con mayoría republicana, no aprueba y el presidente Donald Trump no promulga un segundo paquete de estímulo por 3 billones de dólares, aprobado por la Cámara de Representantes, con mayoría demócrata, y que extiende el pago adicional hasta enero de 2021.

Un factor que puede demorar el retorno de los trabajadores a los empleos, especialmente al aproximarse el verano, es la escasez de guarderías y la cancelación de los campamentos de verano, que impiden que algunos padres y madres vuelvan a sus ocupaciones aún si las empresas reabren sus puertas.

Un informe separado mostró que el PIB del primer trimestre se contrajo un 5%, mientras que el rastreador GDPNow de la Reserva Federal de Atlanta indica que habría una caída del 41.9% en el segundo trimestre que será la peor en la historia de Estados Unidos. Eso pondría a Estados Unidos firmemente en territorio de recesión, aunque la mayoría de los economistas esperan un repunte en la segunda mitad del año después de que se levanten las restricciones, indicó CNBC.

REPORTE DEL 21 DE MAYO

Otros 2.4 millones de estadounidenses presentaron reclamos de seguro de desempleo la semana previa a la emisión de este reporte, según lo informado por el Departamento del Trabajo.

Eso llevó el total de nueve semanas durante la pandemia de coronavirus a cerca de 39 millones (38.6 millones). Los números han disminuido constantemente en las últimas semanas, pero aún reflejan lo que probablemente será la peor crisis de desempleo en la historia de los Estados Unidos.

El número total de personas que recibieron beneficios aumentó 2.5 millones a 25 millones en la semana que terminó el 9 de mayo, el último período para el cual hay datos disponibles.

Otros 2.2 millones de personas buscaron ayuda en virtud de un nuevo programa federal para trabajadores independientes, contratistas y trabajadores, que ahora son elegibles para recibir ayuda por desempleo por primera vez. Estas cifras no se ajustan a las variaciones estacionales, por lo que el gobierno no las incluye en el número total de solicitudes.

El número de solicitudes semanales se ha desacelerado durante siete semanas consecutivas, y la semana pasada las cifras disminuyeron en 38 estados y el Distrito de Columbia.

La mayor caída en la cifra de peticiones por estado se produjo en Georgia (-66,224) con respecto a una semana previa. Los mayores aumentos se produjeron en el estado de Washington (+34,397, California (+33,448) y Nueva York (+27,102).

Los estados con más peticiones fueron: California (246,115), New York (226,521), Florida (223,927), Georgia (176,548) , Washington (145,228), Texas (134,381), Illinois (72,816) y Pensilvania (64,078).

En la página 5 de este documento la tabla por estados.

El promedio de solicitudes de este beneficio en las últimas cuatro semanas, un indicador que atenúa los altibajos semanales y da idea de la tendencia, fue de 3.04 millones, comparado con la media de 3.54 millones de la semana anterior.

Las solicitudes de las prestaciones por desempleo, que alcanzaron una cima de más de 6.2 millones en la última semana de marzo, han ido descendiendo gradualmente pero siguen reflejando el impacto de la pandemia de COVID-19 en el mercado laboral de EEUU.

Debido a las cifras recientes el desempleo aumentó de 3.5 % en febrero a 14.7 % en abril, lo que refleja "una disminución de más de 25 millones del número de personas empleadas y una reducción de más de 8 millones en el tamaño de la fuerza laboral".

REPORTE DEL 14 DE MAYO

El Departamento del Trabajo reveló que 2.98 millones de personas solicitaron ayuda por desempleo la semana pasada. La cifra llevó a 36.5 millones el acumulado de dos meses.

El gobierno proporcionó su última actualización (con cifras de la semana que acabó el 9 de mayo) que mostró una mínima desaceleración (195,000 menos solicitudes respecto a la semana previa) de la oleada de despidos que ha provocado que decenas de millones de trabajadores pierdan sus empleos en una economía aún paralizada por el cierre de negocios.

Los reclamos contínuos aumentaron en 456,000 a un récord de 22.83 millones, después de que el total de la semana anterior se revisó a 22.38 millones. Otras 842,000 personas solicitaron (ver página 7 de documento anterior) ayuda a través de un programa federal separado establecido para los trabajadores independientes y los trabajadores por turnos, con lo que el total de la semana pasada fue de 3.8 millones.

El Departamento de Trabajo anunció que millones de personas más solicitaron beneficios de desempleo la semana previa, luego de que 33 millones buscaron ayuda en las siete semanas anteriores cuando el coronavirus obligó a los empleadores de todo el país a cerrar.

Aunque la mayoría de las empresas no esenciales permanecían cerradas, la mayoría de los estados comenzaron a reducir las restricciones para algunas categorías de establecimientos minoristas a pesar de las preocupaciones de que fuera demasiado pronto para hacerlo sin causar nuevas infecciones.

Respecto a la semana previa hubo importantes incrementos de solicitudes en los siguientes estados: Connecticut (+262,542), Florida (+47,045), el estado de Washington (+13,994), Georgia (+13,035) y Nueva York (+5,265).

Los estados con más solicitudes durante la semana fueron: Connecticut (298,680) Georgia (241,387), Florida (221,905), California (214,028), New York (200,375) y Texas (141,672). Los estados con mayor disminución en el total de peticiones fueron Texas (-102,263) y California (-102,229).

En la página 5 de este documento la tabla por estados.

El número de solicitudes por primera vez de ayuda por desempleo ha disminuido durante cinco semanas consecutivas, lo que sugiere que un número cada vez menor de empresas está reduciendo sus nóminas. Sin embargo, según los estándares históricos, el número de solicitudes semanales sigue siendo enorme, lo que refleja una economía que se está hundiendo en una severa recesión.

Los datos hasta la semana previa indicaron que el índice de desempleo en EE.UU. llegó a 14.7%, muy por encima del máximo de 10% registrado en octubre de 2009, tres meses después del fin de la Gran Recesión.

REPORTE DEL 7 DE MAYO

El Departamento del Trabajo reportó 3.1 millones de nuevas solicitudes de subsidio por desempleo hechas la semana previa por la avalancha de despidos que se suma a la mayor racha de pérdida de empleos registrada en los Estados Unidos.

Los economistas encuestados por Dow Jones esperaban que poco más de 3 millones de estadounidenses (3.05 millones) hubieran solicitado beneficios de desempleo en la semana que finalizó el 2 de mayo.

Por estados al menos 43 registraron retroceso en el número de solicitudes respecto a la semana previa, siendo Florida el que tuvo la reducción mayor (-259,912), Alabama (-46,783) y Georgia (-39,681).

Los estados con más solicitudes durante la semana fueron: California (318,064), Georgia (226,884), Texas (247,179), Nueva York (195,242), Florida (173,191), Pensilvania (96,603) y New Jersey (87,540).

Los únicos estados o territorios con incrementos respecto a la semana previa fueron: Maryland (+27,337), Oklahoma (+15,737), Nueva Jersey (+15,574), Maine (+8,514), Nuevo México (+4,708), Puerto Rico (+4,387) y Connecticut (+3,125). Para ver las cifras completas mira la página 5 del siguiente documento:

La cifra llevó el total de siete semanas a unos 33.5 millones a medida que la pandemia de coronavirus obliga a despidos masivos en todas las industrias. Sin embargo, la tasa de nuevas solicitudes de desempleo ha disminuido constantemente en las últimas semanas. Además, la cifra de 3.1 millones sería menor que el número anterior de 3.84 millones de la semana previa.

El Departamento del Trabajo indicó que el total de personas recibiendo subsidio era de 22,647,000 para la semana que finalizó el 25 de abril, un total 4,636,000 más que la semana anterior.

REPORTE DEL 30 DE ABRIL

El Departamento de Trabajo informó en su reporte del 30 de abril que 3.84 millones de personas solicitaron beneficios de desempleo la semana previa.

Más de 30.3 millones habían solicitado ayuda en las últimas seis semanas hasta esa fecha.

Los economistas estimaban que las nuevas solicitudes de desempleo para la semana que terminó el 25 de abril serían cerca de 4 millones.

De acuerdo al reporte del Departamento del Trabajo hubo un decrecimiento del ritmo de solicitudes en casi todos los estados que se tradujo en un descenso total de 792,000 solicitudes respecto a la semana previa. Destacan el decrecimiento en solicitudes de California que sumó 328,042 solicitudes nuevas, 200,00 menos que la semana previa.

También atenuó el ritmo el estado de Florida con 74,205 solicitudes menos que una semana antes. Pero al reportar 432,465, superó las 328,042 de California, marcando la primera vez desde la semana que terminó el 21 de marzo que California no lideró a la nación en el número de trabajadores que solicitan beneficios de desempleo.

Por su parte Nueva York registró la tendencia contraria, al sumar 219,000 nuevas solicitudes, cifra que es cerca de 13,000 más que la semana anterior. Y la capital del país, Washington D.C., también registró un aumento (+62,282) para sobrepasar las 145,000 solicitudes. En la página 5 del reporte a continuación puedes ver las cifras por estado.

En casi todas las industrias, las empresas no esenciales habían cerrado y los trabajadores fueron enviados a casa sin una idea clara de cuándo o si podrían ser retirados del mercado. Una recuperación económica puede tardar meses o años, aunque los gobernadores en algunos estados han comenzado a permitir que algunas empresas reabran bajo ciertas restricciones.

REPORTE DEL 23 DE ABRIL

Otros 4.4 millones de trabajadores presentaron reclamos estatales de desempleo la semana pasada, lo que elevó el número total de solicitudes de beneficios a más de 26.4 millones desde que los estados comenzaron a cerrar en la segunda mitad de marzo para detener la propagación del coronavirus, de acuerdo al Departamento del Trabajo.

En el informe del 23 de abril hubo un declive de 810,000 solicitudes respecto al reporte de la semana previa.

Las cifras sin revisar de la semana que finalizó el 18 de abril indican que hubo un decrecimiento en el ritmo solicitudes en casi todos los estados (ver página 5 del documento abajo de este párrafo), destacando Nueva York (-189,985) y California (-121,904 ) que tuvieron el mayor descenso en los reclamos respecto a la semana previa.

Pero mención aparte merecen Florida que tuvo un aumento estimado de solicitudes por desempleo de 324,718 al registrar 505,137 la semana pasada; Connecticut que subió 68,707 solicitudes hasta 102,757 desde las 34,050 de la semana previa; y Lousiana que esta semana registró 92,039 reclamos nuevos, versus los 79,653 de la semana anterior.

Los estados con mayores solicitudes fueron California (533,568), Florida (505,137), Texas (280,406), Georgia (243,677), Nueva York (204,716) y Pensilvania (198,081).

Mientras el reporte indica que a la semana del 11 de abril hay 16 millones de personas desempleadas recibiendo el beneficio, este escenario representa, con mucho, la mayor racha de pérdida de empleos en los Estados Unidos registrada, la muestra más significativa del impacto de la pandemia del coronavirus en la economía del país.

REPORTE DEL 16 DE ABRIL

El informe de nuevas solicitudes de subsidio por desempleo para la semana que terminó el 11 de abril ( y que se reporta una semana después) reveló que 5.2 millones de personas se quedaron sin trabajo. Fue el cuarto informe consecutivo en mostrar que millones de estadounidenses presentan reclamos. En los últimos cuatro informes, un total de 22.04 millones de trabajadores habían solicitado beneficios estatales de desempleo.

"En la semana que terminó el 11 de abril, la cifra anticipada para reclamos iniciales fue de 5,245,000, una disminución de 1,370,000 desde el nivel revisado de la semana anterior". explicó el Departamento del Trabajo en un comunicado. Añadió que la cifra de la semana anterior (4 de abril) fue revisada en 9,000 de 6,606,000 a 6,615,000.

El dato sobre las solicitudes por desempleo (22.04 millones) no refleja toda la realidad del mercado laboral, ya que los trabajadores independientes y las personas empleadas sin contratos no podían acceder a estos beneficios bajo las reglas vigentes antes de la crisis. Fue ya en medio de la crisis que este segmento de la fuerza laboral se pudo acoger a beneficios al entrar en vigencia un paquete de alivio económico.

Por estado (reporte del 16 de abril)

Las cifras sin revisar de la semana que finalizó el 11 de abril indican que hubo un decrecimiento en el ritmo solicitudes en casi todos los estados (ver página 5 del documento abajo de este párrafo), destacando California (-257,848) y Michigan (-169,264). Los estados con mayores solicitudes fueron California (660,966), Nueva York (395,949), Georgia (317,526) y Texas (273,467). Mira la lista aquí abajo:

El Departamento del Trabajo también reveló cifras ajustadas para la semana previa que acabó el 4 de abril. Los mayores aumentos (respecto a la semana anterior) en las reclamaciones iniciales para la semana que finalizó el 4 de abril fueron en Georgia (+256,312), Michigan (+84,219), Arizona (+43,488), Texas (+38,982) y Virginia (+34,872), mientras que las mayores disminuciones (respecto a la semana previa) se registraron en California (-139,511), Pensilvania (-127,037), Florida (-58,599), Ohio (-48,097) y Massachusetts (-41,776).

El informe del gobierno mostró, asimismo, que en la semana que concluyó el 4 de abril había 11.976 millones de personas amparadas por este beneficio, una cifra sin precedentes.

REPORTE DEL 9 DE ABRIL

El Departamento de Trabajo reportó que hubo 6,615,000 de solicitudes iniciales para la semana que terminó el sábado 4 de abril a raíz de la crisis por el coronavirus.

Los estados con mayor número de reclamos fueron California con 871,992, Nueva York con 286,596, Michigan con 176,329, Florida con 154,171 y Georgia, con 121,680.

El presentador de CNN Dinero, Xavier Serbiá, respondió esta pregunta en Un Nuevo Día. Para más programación de Telemundo entra en www.telemundo.com/now

El promedio de solicitudes en las últimas cuatro semanas, que compensa la volatilidad de los datos semanales, subió al nivel sin precedentes de 4,266,000 millones, y según el informe del gobierno, en la semana que concluyó el 28 de marzo había 7.455 millones de personas recibiendo prestaciones por desempleo, otra cifra sin precedentes en EEUU. 

Expertos estiman que el nivel de desempleo alcance el 15% en mayo, con al menos 13 millones de puestos de trabajo perdidos a causa de la pandemia.

REPORTE DEL 2 DE ABRIL

Más de 6.6 millones de estadounidenses solicitaron prestaciones por desempleo. 

En la semana que finalizó el sábado 28 de marzo, la cifra para reclamos iniciales ajustados estacionalmente fue de 6,648,000, un aumento de 3,341,000 del nivel revisado de la semana anterior. Esto marca el nivel más alto de reclamos iniciales en el historia.

Un experto en finanzas explica los detalles sobre la ayuda del gobierno durante la crisis por el coronavirus.

El sector de hotelería y comidas fue, al igual que la semana precedente, el más golpeado a medida que se agrava la crisis causada por la epidemia de COVID-19, que ya ha llevado a Estados Unidos a tener la mayor cifra de casos de infección del mundo.

La tasa de desempleo podría llegar al 15% en abril, sobrepasando el récord previo del 10%, registrado en la recesión de 1982.

REPORTE DEL 26 DE MARZO

Los estadounidenses desplazados por la crisis del coronavirus presentaron reclamos de desempleo en números récord, y el Departamento de Trabajo informó un aumento de 3.28 millones.

Esta cifra de solicitudes por desempleo corresponde a la semana que terminó el sábado 21 de marzo. 

El número rompe el pico de la crisis financiera de 665,000 en marzo de 2009 y la marca de todos los tiempos de 695,000 en octubre de 1982.

Abogados responden dudan sobre los procesos migratorios durante la pandemia de coronavirus en EEUU.

A nivel estatal, los números fueron impresionantes. La cifra de solicitudes en Pensilvania aumentó 20 veces, de 15,439 a 378,908. Nueva York vio su número más que quíntuplicarse, pasando de 14,272 de la semana anterior a 80,334, mientras que California se triplicó a 186,809. Louisiana, donde las infecciones por coronavirus han aumentado a un ritmo peligroso, pasó de 2,255 hace una semana a 72,620.

Contáctanos