Disminución de peatones fronterizos impactaría economía de Arizona

CRUCE PEATONAL FRONTERIZO

NOGALES, Arizona – Mientras está esperando a un familiar que viene a buscarla, Daniela Minerva pinta sus uñas a un lado de la garita fronteriza en Nogales, Arizona. Con frecuencia le toca esperar en este lugar, para ver a su esposo que vive en México. 

Cuando ella va a visitarlo a Nogales, Sonora necesita planear por lo menos con dos horas de antelación para cruzar la frontera a pie debido a las largas filas. 

“De vez en cuando llegas, y de tanto en tanto (la fila) va todo el camino hasta los rieles del tren, eso usualmente dura como dos horas, y estás parado ahí sin moverte por 10 minutos porque no avanza… No sabemos a quién culpar”, afirma. 

Este sentimiento es compartido por muchos vecinos en la ciudad de Nogales, Arizona. Recientemente ha habido una disminución del 12% en el tráfico de peatones y una reducción del 10 % en el tráfico de vehículos que atraviesan la frontera de México a ciudades fronterizas en Arizona, según un análisis del Departamento de Transporte nacional. 

Estos cambios se deben a una combinación de factores: la devaluación del peso mexicano, las largas filas para atravesar la frontera y el aumento del uso de internet para comprar productos, de acuerdo a autoridades locales y expertos fronterizos. Aunque el impacto económico es visible en ciudades como Nogales también puede expandirse a otras partes del estado. 

“Si tienes una tienda favorita, y entras a esa tienda, y la tienda empieza a imponer una espera de media hora, 45 minutos, dos horas para completar tu compra. ¿Por cuánto tiempo seguirá siendo tu tienda favorita?” dijo Bruce Bracker, el director de la junta de supervisores del Condado Santa Cruz. “Probablemente no por mucho. Encontrarás otra tienda para ir de compras. Pero esto es exactamente lo que pasó con la clientela mexicana”. 

Según el estudio del Departamento de Transporte, en 2007 llegaron 7.7 millones peatones de México a Nogales, Arizona, y en 2014 fueron 2.8 millones.

 “Si pasas tiempo en el centro de Nogales, estás viendo muchos cierres de tiendas y la ausencia de personas”, dijo Bracker. “Antes veías a la gente hombro a hombro por la calle, especialmente los fines de semana. Durante las vacaciones, no podías andar por la acera”. 

Bracker dijo que hay un motivo principal para este cambio. Las filas para cruzar la frontera a los Estados Unidos se han vuelto más largas porque no hay suficiente personal de la Oficina de Aduanas y Seguridad Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), explicó. 

El director de la junta de supervisores dijo que CBP no ha hecho un buen trabajo en reclutar más agentes e utiliza un examen poligráfico que ha dejado afuera a muchos candidatos. 

En febrero de 2019, CBP dio inicio a un proceso de contratación más veloz llamado “Fast Track Hiring Process”. 

Este plan nuevo dura 120 días en comparación del método tradicional que dura 300 días. Para ser contratados por esta agencia fronteriza los solicitantes deben pasar varias pruebas físicas e intelectuales. La División de Evaluación de la Credibilidad de CBP realiza y analiza un examen poligráfico que dura aproximadamente 4 horas, y según el sitio web, un 37% de los aspirantes pasan la prueba. En ese examen se hacen preguntas sobre los antecedentes penales de la persona. No está garantizado que si no pasan la prueba, se rechace su solicitud en totalidad. 

Un vocero de CBP dijo mediante un correo electrónico que: “Los estándares de contratación para los posiciones de personal que está al frente de CBP son intencionalmente rigurosos y el polígrafo requerido por el Congreso es solamente una parte de un proceso de contratación que garantiza que contratemos a quienes tengan la mayor integridad”. 

El portavoz explicó que la organización está tratando de adaptar su sistema de contratación a través de métodos variados como la mercadotecnia, la aceleración de algunas partes del proceso y la interacción con los solicitantes.

Contáctanos