Trump sobre masacre: "la salud mental es el problema"

El mandatario dijo que sus "pensamientos y oraciones están con las víctimas".

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Trump: "Estamos ante un problema de salud mental"

    El presidente asegura desde Tokio que la causa del tiroteo de este domingo en Texas no es un problema de armas.

    (Publicado lunes 6 de noviembre de 2017)

    El presidente Donald Trump, que se encuentra de gira en Japón, calificó este domingo de "espeluznante" el tiroteo en una iglesia baptista en Texas donde han muerto al menos 26 personas, y dijo que sus "pensamientos y oraciones están con las víctimas".

    Trump destacó que el tiroteo sucedió en "un lugar de culto sagrado", y agregó que teniendo en cuenta "el dolor y la pena que todos sentimos, no puedo imaginar el sufrimiento" de aquellos que han perdido a sus seres queridos.

    El presidente Donald Trump, aseguró este lunes que "la salud mental es el problema" en relación al tiroteo ocurrido el domingo en la iglesia baptista en Texas.

    "Es un poco pronto, pero está claro que nos encontramos ante un problema de salud mental de alto nivel. Tenemos muchos problemas de salud mental en nuestro país (...). Es algo que hay abordar de manera seria", dijo Trump en una rueda de prensa en Tokio al ser preguntado por las medidas que deberían ser adoptadas para evitar este tipo de sucesos.

    Durante unas palabras dirigidas a líderes empresariales en la embajada de EEUU en Tokio, el presidente estadounidense dijo además que "los estadounidenses harán lo que mejor saben hacer: nos uniremos y a través de las lágrimas y la tristeza permaneceremos fuertes".

    La Casa Blanca envió la siguiente Proclamación Presidencial Honrando a las Víctimas de Sutherland Springs, Texas:

    "Estamos profundamente tristes por el tiroteo en Sutherland Springs, Texas, que cobró la vida de más de 25 víctimas inocentes mientras asistían a la iglesia. Mientras lamentamos a las víctimas de este acto de violencia no provocado, rezamos por la sanidad de todos los miembros de la familia y seres queridos que están afligidos".

    "Como muestra de respeto por las víctimas de este acto de violencia sin sentido perpetrado el 5 de noviembre de 2017, por la autoridad que me otorgaron como Presidente de los Estados Unidos, la Constitución y las leyes de los Estados Unidos de América, ordeno que: la bandera de los Estados Unidos ice a media asta en la Casa Blanca y en todos los edificios y terrenos públicos, en todos los puestos militares y estaciones navales, y en todos los buques de guerra del Gobierno Federal en el Distrito de Columbia y en todo el territorio. Estados Unidos y sus territorios y posesiones hasta la puesta del sol, 9 de noviembre de 2017. También ordeno que la bandera se enarbole a la mitad del personal por el mismo tiempo en todas las embajadas, legaciones, oficinas consulares y otras instalaciones en el exterior de los Estados Unidos, incluyendo todas las instalaciones militares y naves y estaciones navales".

    Trump, que se encuentra en Japón tras llegar la víspera en su primera etapa de su extensa gira por Asia, afirmó que continuará siguiendo la situación "muy de cerca".

    Horas antes, el presidente estadounidense escribió en su cuenta oficial de Twitter: "Que Dios esté con el pueblo de Sutherland Springs, Texas. El FBI y las agencias de la ley están sobre el terreno. Estoy siguiendo la situación desde Japón".

    Un total de 26 personas murieron hoy cuando asistían a un servicio dominical en un templo baptista de una pequeña localidad de Texas debido a los disparos que un hombre hizo en su interior al parecer con un rifle de asalto semiautomático.

    En una rueda de prensa en San Antonio, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que el tiroteo ocurrido en el templo First Baptist Church, en Sutherland Springs, es "la peor matanza registrada en la historia del estado".