Segunda tormenta entra en Arizona

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ARIZONA - Los remanentes de la tormenta tropical Odile llegaron a Arizona y amenazaban arrojar más de 5 pulgadas de lluvia en el segundo episodio de clima huracanado que azota la región desértica en dos semanas.

    Se estaban usando bolsas de arena y el alcalde de la ciudad fronteriza de Nogales usó su camioneta para entregarlas a los residentes.

    "No todos pueden recogerlas, especialmente los de mayor edad", explicó el alcalde Arturo Garino.

    En buena parte del estado estaba lloviendo el miércoles por la mañana. En el sur de Arizona cayeron 2 pulgadas de lluvia durante la noche, dijo Lee Carlaw del Servicio Nacional de Meteorología en Tucson.

    Se anticipaba la intensificación de la tormenta durante el día y se pronosticaban hasta 12.5 centímetros de lluvia en Tucson, y algo menos para Phoenix.

    Odile pasó por la zona turística de Baja California Sur el domingo por la noche y el lunes, y los vecinos seguían el miércoles sin electricidad ni agua potable. El aeropuerto de Los Cabos fue cerrado para vuelos comerciales.

    A unas 70 millas al sur de Tucson, las autoridades en Nogales pasaron la semana pasada preparándose para la tormenta. Nogales está muy cerca de la Nogales mexicana en Sonora.

    Los habitantes del estado acudieron a estaciones de bomberos y otros sitios para conseguir bolsas de arena con que proteger sus casas de las lluvias. Muchos sufrieron inundaciones la semana pasada ante el paso de los vestigios del huracán Norbert por Phoenix y Tucson.

    "Inundó toda mi propiedad, mis caballerizas y mi garaje tenía unos 60 centímetros de agua", se lamentó Roger Fuller, de 72 años, que pasó el martes por la mañana cargando unas 60 bolsas de arena en Phoenix. "Esta vez estamos tratando de impedir que el agua entre en la propiedad".