Rescatan a pescador tras días a la deriva

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MEXICO -- Personas a bordo de un barco recreativo mexicano rescataron a un pescador que estuvo a la deriva en el océano durante casi una semana.

    Tripulantes del velero "U-Fin" de 42 pies filmaron al delgado y exhausto hombre flotando en una enorme hielera de poliestireno aproximadamente a seis millas de la costa de Acapulco el lunes y luego lo rescataron.

    Video: Rescatan a pescador tras días a la deriva

    Video: Rescatan a pescador tras días a la deriva
    (Publicado miércoles 24 de septiembre de 2014)

    Roberto Odis Vázquez, capitán de U-Fin, dijo el miércoles que el hombre rescatado dijo que atrapó a una gaviota para alimentarse y no quiso dejar el esqueleto del ave cuando fue rescatado.

    "Pobre señor, no quería soltar la gaviota que tenía. Dijo que quería traerla para comérsela ", comentó Odis Vázquez. "A cualquiera se le sale hasta las lágrimas".

    El hombre dijo que su bote pesquero se inundó debido al alto oleaje y que arrojaron al mar lo que habían atrapado y se refugiaron en la enorme nevera portátil que utilizaban para almacenar los tiburones que atrapaban.

    Enrique Domínguez, un funcionario de la Capitanía de Puerto de Acapulco, identificó al pescador rescatado como Raymundo Rodríguez, de 45 años, quien salió a pescar de una playa cercana a Acapulco el 14 de septiembre junto con otro hombre, Mario Morales, de 69.

    Domínguez señaló que cuando el par de pescadores se internó en el mar el puerto estaba cerrado debido al mal clima ocasionado por la tormenta tropical Polo.

    Rodríguez dijo que Morales murió mar adentro. Otra embarcación pesquera encontró el lunes temprano el bote de los accidentados con el cadáver de Morales en el interior, agregó Domínguez.

    El capitán del velero agregó que al parecer Rodríguez sufría de hipotermia y que entregó al hombre a las autoridades locales para que recibiera atención médica. Domínguez indicó que el hombre fue llevado a un hospital naval local y que se ha recuperado lo suficiente para poder recibir visitas.