Newtown pide un duelo silencioso

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    El 14 de diciembre del 2012 se vivió una de las peores masacres en la última década la cual pintó a la ciudad de Newtown de rojo y a casi un año del aniversario, no ha habido cambios para reforzar el control de armas.

    De acuerdo a reportes del medio “Boston Globe”, desde la matanza que ocasionó Adam Lanza, las leyes para portar un arma no se han hecho más difíciles sino todo lo contrario.

    A pesar de que más de mil propuestas de leyes se presentaron para reforzar el control de armas en el país, más de una docena de estados pasaron leyes que hacían todo lo contrario.

    Para ver más historias sobre el aniversario de Newtown haz clic aquí.

    Video: Newtown pide un duelo silencioso

    Video: Newtown pide un duelo silencioso
    (Publicado martes 26 de agosto de 2014)

    Por otra parte, los habitantes de Newtown pidieron que las personas respeten la privacidad ya que no quieren darle más publicidad al atroz hecho y a su protagonista.

    "No somos víctimas (...) Queremos ser capaces de tener un futuro positivo", defendió, por su parte, la alcaldesa de Newtown, Patricia Llodra, en alusión a que la ciudad no quiere permanecer para siempre marcada por la tragedia.

    El mayor símbolo de la tragedia, la escuela Sandy Hook, fue demolida hace algunas semanas.

    Por otra parte, se organizó un servicio religioso en la Catedral Nacional de Washington en la que los sentimientos estuvieron a flor de piel ya que los 26 muertos, veinte niños de seis y siete años y seis adultos, fueron recordados uno por uno.

    Hace casi un año Adam Lanza, de 20 años, mató a su madre a tiros y luego acudió a la escuela Sandy Hook fuertemente armado con tres armas semiautomáticas, un fusil de asalto y dos pistolas, y abundante munición.

    Lanza entró en la escuela disparando contra el cristal de una ventana y a continuación mató a la directora y una psicóloga antes de entrar en dos clases para atacar a sus ocupantes y después se suicidó.

    El informe de la investigación divulgado recientemente por la fiscalía estatal indicó que no se conocen los motivos por los que Lanza cometió la matanza, y confirmó también que actuó solo y que tenía una gran fascinación por los videojuegos violentos, así como fácil acceso a las numerosas armas que su madre había comprado legalmente.