Hay pistas de la muerte de 3 hermanos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las autoridades están investigando una posible conexión con la policía en el asesinato de tres ciudadanos estadounidenses que estaban de visita en México para ver a su padre cuando fueron tiroteados junto a un amigo mexicano, más de dos semanas después de su desaparición.

    MATAMOROS (México) - Las autoridades están investigando una posible conexión con la policía en el asesinato de tres ciudadanos estadounidenses que estaban de visita en México para ver a su padre cuando fueron tiroteados junto a un amigo mexicano, más de dos semanas después de su desaparición. Los padres de los tres hermanos, cuyos cuerpos fueron identificados el jueves, dijeron que testigos reportaron que fueron secuestrados por hombres vestidos de policías que se identificaron como "Hércules", una unidad estratégica de seguridad en la violenta ciudad fronteriza de Matamoros, muy golpeada por las luchas intentar del cartel.

    Nueve de las 40 unidades de policías están siendo investigadas, dijo el fiscal general del estado de Tamaulipas, Ismael Quintanilla Acosta. Este sería el tercer caso reciente de supuesto abuso y asesinato a manos de las fuerzas de seguridad mexicanas y el primero en que hay estadounidenses implicados. El país está ya inmerso en el caso de 43 estudiantes desaparecidos en el estado sureño de Guerrero , que está en manos de un alcalde y una policía que trabajan con un cartel de la droga. Hay 56 personas detenidas, incluyendo docenas de agentes.

    Video: Hay pistas de la muerte de 3 hermanos

    Video: Hay pistas de la muerte de 3 hermanos
    (Publicado viernes 31 de octubre de 2014)

    En junio, soldados mataron a 22 presuntos miembros de pandillas en el estado de México y después intentaron alterar la escena e intimidar a testigos para esconder el hecho de que la mayoría de los fallecidos fueron ejecutados cuando ya se habían rendido, dijo la semana pasada un reporte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Tres soldados se enfrentan a cargos por asesinato. "Se aplicara todo el peso de la ley y cero tolerancia", dijo el gobernador del estado de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, al tiempo que lamentó la muerte de los tres estadounidenses y del ciudadano mexicano, a pesar de que sus identidades no han sido confirmadas oficialmente por prueba de ADN.