México: luchador desata pasiones por apoyo a Trump

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En el ring el hombre adoptó la personalidad de un extravagante partidario de Donald Trump. (Published martes 14 de febrero de 2017)

    Sam Polinsky, mejor conocido como Sam Adonis, es un luchador estadounidense que cruzó la frontera hacia México hace un año para retar en el cuadrilátero a los mejores luchadores mexicanos.

    Adonis se ha ganado el odio de los espectadores de este deporte pues cuando sube al cuadrilátero personifica a un acérrimo seguidor del presidente Donald Trump.

    El joven, nacido en Pittsburg, sale al cuadrilátero con una bandera de Estados Unidos en la mano que tiene la cara estampada del presidente Trump de un costado, por lo que los espectadores lo abuchean, le silban y le gritan bromas.

    “Estoy orgulloso de evocar el odio genuino, un odio genuino que generalmente se pierde en la lucha profesional debido al hecho de que la mayoría de las personas se dan cuenta de que realmente es un espectáculo”, afirmó Adonis en declaraciones a AP.

    Adonis cree que como en toda película de súper héroes en la lucha libre también deben haber villanos “no es diferente a Spiderman o Batman, necesitas un villano muy, muy malo para invocar la simpatía por el héroe. A mi modo de ver, cuanto más malicioso, más malo puedo ser para el público mexicano, más feliz es el público cuando ven a sus héroes mexicanos destruir al enemigo”, indicó.

    Aunque el luchador afirma no estar de acuerdo con los pronunciamientos que ha realizado el presidente Trump en contra de México, Adonis dice que admira muchos otros aspectos del mandatario.

    Cabe destacar que el presidente Trump es un conocido fanático del World Wrestling Entertainment (WWE) la organización encargada de administrar esta industria, y amigo del dueño de WWE, Vince McMahon.

    Además ha sido anfitrión de eventos de WrestleMania en el Trump Plaza y participó activamente en varios de los espectáculos. Trump incluso fue incluido en la categoría de celebridades del Salón de la Fama de la WWE en 2013 en el Madison Square Garden debido a sus contribuciones a la promoción de este deporte.