Culpan a agentes de Arizona por operativo fallido

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP

    Un reporte realizado por demócratas sobre el operativo de tráfico de armas de nombre “Fast and Furious”, culpa a agentes federales de Arizona, por el fracaso de la operación, y libra de culpabilidad a los altos directivos del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. De acuerdo con el periódico “The Republic”, el análisis, que se basó en audiencias del Congreso, testimonio de testigos y documentación adicional, concluye que el operativo fallido fue llevado a cabo por agentes de ATF de Phoenix y la Oficina del Procurador de Arizona y que no fue una estrategia planeada por dirigentes de alto rango del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, como algunos alegan. Sin embargo hay quienes contradicen el reporte, como el Senador Republicano de Iowa, Charles Grassley quien dijo a la publicación que “La idea que políticos de alto rango tienen las manos limpias en el escándalo de tráfico de armas, no pasa la prueba de la risa”. El operativo “Fast and Furious” se lanzó en el 2010 y consistía en permitir el tráfico ilegal de armas a México con el fin de identificar a jefes de carteles. Sin embargo, la estrategia se topó con controversia cuando surgieron reportes de que cientos de armas habían sido introducidas a México e incluso algunas habían sido usadas en un tiroteo que dejó muerto a un agente de la Patrulla Fronteriza.