Forzaron la entrada a una vivienda en plena madrugada