¿Dolor o calambre abdominal? Un examen a tiempo puede salvar tu vida