15 cosas que debes dejar para ser feliz

Hallar la felicidad es una de las metas del ser humano que, en tiempos de vorágine tecnológica, empezó a comprender qué debe hacer para lograrlo:

32 fotos
1/32
Shutterstock
Hallar la felicidad es una de las metas del ser humano que, en tiempos de vorágine tecnológica, empezó a comprender las acciones que debe hacer para lograrlo. Aquí, algunas de ellas:
2/32
ShutterStock
Hallar la felicidad es una de las metas del ser humano que, en tiempos de vorágine tecnológica, empezó a comprender las acciones que debe hacer para lograrlo. Aquí, algunas de ellas:
3/32
ShutterStock
1. Renuncia al querer tener razón.- Algunos no soportan la idea de estar equivocados y van por la vida demostrando todo lo que saben, aunque ello signifique echar sobre sus hombros un mayor peso que se traduce en estrés extremo.
4/32
ShutterStock
Aceptar que todo está bien y que no es necesario tener siempre la razón, te permite pararte en la vida como un ser libre, sin ataduras, que acepta las razones de los demás, que fluye y agradece lo que llega.
5/32
ShutterStock
2. Renuncia a tener el control.- Unos van por el mundo controlando todo, su vida y la de los demás; las situaciones que crean, las conversaciones, la forma de vestir propia y de otros, en un afán que resulta extremadamente agotador.
6/32
ShutterStock
Soltar ese control, dejar ser al otro como quiere o puede ser, y darte permiso de actuar sin un esquema, sin un patrón, espontáneamente como lo pide lo que vives, es en extremo liberador y provoca una sensación de felicidad y armonía.
7/32
ShutterStock
3.- Borra el sentimiento de culpa: Uno de los conceptos que más daño hacen y que puede provocar angustia y hasta enfermedades, además de frenar la felicidad, es justamente el de la culpa, ya sea hacia ti mismo o hacia otros. La culpa es un sentimiento que aplasta.
8/32
ShutterStock
Cambiar la culpa por el concepto de responsabilidad crea un cambio inmediato: recuperas el poder sobre tus elecciones y eso realmente liberador y provoca felicidad.
9/32
ShutterStock
4- Despídete de la negatividad: Desde pequeños aprendemos a ser negativos. Nos dicen “piensa mal acertarás”, así vamos por la vida desconfiando, pensando que todas las cosas están mal y creando relaciones con enojo.
10/32
ShutterStock
Lo cierto es que si cambias tu diálogo interno, confías en lo que viene y mantienes una actitud positiva realmente te sorprenderás con los resultados que obtendrás: ¡hasta parece magia!
11/32
ShutterStock
5.- Deja a un lado las creencias limitantes: Desde que naces, tu familia y el mundo se encargan de que absorbas una serie de creencias que te van condicionando y te impiden actuar con libertad.
12/32
ShutterStock
Las creencias pueden ser ciertas o no, pero no debes permitir que te condicionen. Es mejor dejarlas atrás para evitar que te mantengan paralizado. Recuerda que tienes alas y puedes volar… lo que tú crees es tu límite.
13/32
ShutterStock
6.- Dile adiós a las quejas: Quejarse de todo y por todo, además de robarte una energía preciosa, te impide ver lo bello que tiene el mundo para ti.
14/32
ShutterStock
Ciertamente hay experiencias que causan dolor, enojo, tristeza o cansancio, pero al final tú eres quien decide cómo las percibes y cómo las enfrentas. Tú eres quien dirige tu vida.
15/32
ShutterStock
7.- Cero críticas: Así como quejarte te roba energía, criticar te impide avanzar y crear un entorno agradable para ti, porque te sintonizas en una energía densa, de baja frecuencia.
16/32
ShutterStock
Más allá de que critiques, mejor piensa en que aquello que te disgusta del otro puede llevarte a un aprendizaje enorme, porque es justamente lo que requieres trabajar en ti para evolucionar.
17/32
ShutterStock
8.-Deja de aparentar: Si vas por la vida pretendiendo ser alguien que no eres para ganar respeto, admiración o poder, lo único que consigues es frustración porque nadie te creerá.
18/32
ShutterStock
Cuando te quitas las máscaras y eliges ser la hermosa persona que eres, todo fluye y los demás te perciben y aceptan.
19/32
ShutterStock
9.- Deja tu resistencia al cambio: Sí, salir de lo que conoces, de la zona en la que te sientes cómoda puede causarte estrés, pero también te puede dar grandes regalos y la posibilidad de mejorar.
20/32
ShutterStock
Lo único permanente en la vida es el cambio, así que lo mejor que puedes hacer para no frustrarte es tener una mente abierta y ser flexible ante lo que llega.
21/32
ShutterStock
10.- Evita las etiquetas: Un mundo que tiende a defender los estereotipos, crea una enorme cantidad de frustración que puede arrastrarte y hacerte sentir incómoda o sin un sentido de pertenencia.
22/32
ShutterStock
Cada persona que llega a tu vida es única, así que antes de meterla en un casillero, regálate la oportunidad de conocerla y aceptarla tal cual es.
23/32
11.- Aleja el miedo: El miedo es sólo una ilusión; no existe. Tu mente lo está creando para algo. Cuando eres niño, el miedo te puede ayudar a sobrevivir, a evitar el peligro, para detenerte y permitirte pensar... y sí, la costumbre lo vuelve una emoción que paraliza.
24/32
ShutterStock
El miedo es una emoción raíz, como el amor. Pero mientras desde el amor creas y te impulsas para crecer; desde el miedo no haces nada, te inmoviliza y te lleva a desperdiciar cientos, miles, de oportunidades.
25/32
ShutterStock
12.- Deja de vivir en el pasado: Sí, es difícil, sobre todo porque a la distancia parece mucho mejor de lo que fue, y ¿sabes por qué? Porque es una trampa de tu mente para que no seas feliz en el presente.
26/32
ShutterStock
Permanecer en el hoy, en lo que tienes o haces en este momento, es el camino para disfrutar realmente. De hecho, como bien dicen, el hoy es un regalo tan hermoso que hasta le llamamos presente.
27/32
ShutterStock
13.- Fuera pretextos y excusas: Detrás de ellas sólo está el miedo que te está impidiendo alcanzar tus sueños, así que en vez de permanecer frustrado, enojado, torturándote, diles adiós.
28/32
ShutterStock
En la mayoría de los casos, el 99 por ciento de las excusas son falsas y al recurrir a ellas lo único que estás haciendo es poner una barrera que te impide ser libre y feliz. Así que, ¡déjalas y ponte en movimiento!
29/32
ShutterStock
14.- Renuncia al apego: Tú eres un ser completo y auténtico, así que ya no requieres aparentar, sufrir o buscar en otras personas o situaciones aquello que te lleve a completarte, porque eso es falso.
30/32
ShutterStock
Pero si estás buscando ser completado, quizá en el fondo hay un tema de apego que requieres revisar. El apego es como un ancla que te impide avanzar. Para ser feliz, requieres moverte, fluir.
31/32
ShutterStock
15.- Vive para ti, no para los demás: Nada puede desgastarte más que tratar de darle gusto a los otros, en todo. La vida de cada persona es única y le pertenece; tú eres única y sólo tú sabes lo que es mejor para ti.
32/32
ShutterStock
Desde una posición de responsable, tú puedes y debes elegir el camino por el que transitas, hacia dónde vas y qué esperas… al final, los resultados te dirán si tuviste o no razón, pero la libertad que te da el ser responsable de ti, sin duda que te hará sentir feliz.
Contáctanos