República Dominicana: ¿Qué ha pasado con el turismo tras las misteriosas muertes?

Tras los recientes decesos de estadounidenses en el país caribeño afloran las dudas en la industria turística

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    República Dominicana: ¿Qué ha pasado con el turismo tras las misteriosas muertes?
    Spencer Platt/Getty Images
    Un soldado marcha en la parada que conmemoró los 168 años de la independencia de República Dominicana en febrero de 2012.

    Las recientes muertes de varios turistas estadounidenses en la República Dominicana y el incidente que dejó herido de bala al expelotero de los Medias Rojas David Ortiz han causado preocupación entre futuros viajeros sobre la seguridad en el país.

    Pero la gigante industria turística dominicana hasta ahora no ha visto una tendencia en cancelación de viajes, según algunos expertos en turismo. Una radiografía del impacto general en el turismo en la República Dominicana no será clara hasta que el gobierno emita su próximo informe trimestral en el otoño.

    Las autoridades locales informaron que están trabajando con funcionarios estadounidenses para investigar los recientes decesos en un complejo hotelero en La Romana y otro hotel en Punta Cana. A la misma vez, el gobierno dominicano ha reiterado que los casos "no están relacionados" y son hechos "aislados".

    Mas los oficiales de turismo en República Dominicana han sido parcos en sus declaraciones ante el posible impacto de estos casos en la imagen del país en el extranjero. El Ministerio de Turismo, contactado varias veces para comentar sobre cómo se han visto afectadas las visitas a la isla, dijo que no concederá entrevistas "hasta que concluyan las investigaciones".

    El miércoles el Ministerio de Turismo emitió un comunicado diciendo que "el FBI está realizando un análisis de toxicología más profundo y los resultados podrían tardar hasta 30 días".

    Mientras tanto, la semana pasada, el ministro de Turismo, Francisco Javier García, ordenó a los hoteles a instalar cámaras de vigilancia en un plazo de 60 días. La orden tiene como meta hacer que la República Dominicana sea más segura para los visitantes, dijo el funcionario.

    Las medidas responden también a la brutal paliza que sufrió una mujer de Delaware en un complejo hotelero de Punta Cana en enero, que encabezó las noticias a nivel internacional. La mujer decidió compartir su experiencia en Facebook "con la esperanza de que las mujeres estén más conscientes" y evitar que les suceda lo mismo.

    Si bien algunos viajeros han recurrido a las redes sociales para expresar sus inquietudes y anunciar sus intenciones de cancelar sus próximos viajes al país, los datos de la industria aún no han reflejado esa tendencia.

    Las compañías de seguros de viajes en línea, como Allianz, que atiende a 35 millones de viajeros cada año, y TravelGuard, no han visto cancelaciones de viajes al país caribeño.

    "Si bien no hemos recibido ninguna reclamación de los consumidores que desean cancelar sus viajes a la República Dominicana, hemos recibido algunas preguntas en nuestras páginas de redes sociales de personas preguntando cómo un seguro de viaje puede ayudarlos en sus vacaciones", dijo a NBC y Telemundo Daniel Durazo, director de mercadeo y comunicaciones de Allianz. 

    Por su parte, un portavoz de la aseguradora TravelGuard, con sede en Wisconsin, dijo que tampoco han recibido peticiones de cancelación de viajes a la República Dominicana. 

    Stan Sandberg, cofundador de TravelInsurance.com, un sitio web para que los consumidores busquen, comparen y compren seguros de viaje, dijo que solo conoce a una familia que la pasada semana canceló su viaje a la isla que había sido pautado para el mes de julio "como resultado de las noticias que se han publicado".

    Aun así, hasta la tarde del jueves, TravelInsurance.com está "incrementando a casi el doble la cantidad de pólizas vendidas en junio en comparación con el promedio de los tres meses anteriores con República Dominicana como destino principal", dijo Sandberg. Ese es un indicador de que el interés en visitar la isla permanece fuerte.

    Por otro lado, la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe, que representa a 30 hoteles en la isla, así como a su asociación nacional de hoteles, no ha recibido información sobre un aumento en cancelaciones de viajes.

    “No hemos visto ningún impacto en los viajes a la región en las últimas semanas. El Caribe va encaminado a recibir el mayor número de visitantes en récord en el 2019", dijo la organización en un comunicado.

    La asociación dijo que alrededor de 30 millones de personas visitan el Caribe anualmente. De esa cifra, el Ministerio de Turismo de la República Dominicana se acuña un promedio de 6 millones de personas que visitan el país cada año.

    El año pasado, la industria turística de República Dominicana recaudó $7.6 mil millones, lo que representa más del 17% de su economía, según el Ministerio de Turismo. Los estadounidenses tienen mucho que ver con esa cifra. De los 6.6 millones de turistas que recibió Quisqueya el año pasado, dos millones fueron estadounidenses, quienes visitaron la isla particularmente durante el invierno, según la agencia gubernamental.

    La semana pasada el Ministerio de Turismo citó un informe de su banco central que destacó que el 99% de los turistas estadounidenses que encuestaron dijeron que regresarían a la isla de vacaciones.

    Algunos turistas entrevistados por NBC Washington y Telemundo44 la semana pasada en Santo Domingo estuvieron de acuerdo con esa evaluación. Pero una mujer dijo que estaba preocupada sobre su visita a La Romana con sus niños y otra dijo que estaba reconsiderando el consumo de alcohol en su estadía.

    El propietario de una tienda en la zona colonial de Santo Domingo, Bienvenido Torres, dijo que no anticipa una caída en el turismo.

    "No tengo miedo de que los turistas no vengan a mi tienda", dijo Torres.

    Sin embargo, según Mark Murphy, experto en viajes y principal ejecutivo de travAlliancemedia, el temor entre viajeros menos experimentados es de esperarse. Para Murphy, el problema es que todos estos eventos recientes, incluido el incidente de David Ortiz en un club nocturno de Santo Domingo, están siendo asociados injustamente. "Todo está siendo vinculado", dijo. 

    Ese temor podría reflejarse en las búsquedas de vuelos al país. Kayak, un sitio web de búsqueda de viajes que procesa más de dos mil millones de consultas al año, dijo que las búsquedas tendieron a disminuir desde hace dos semanas para vuelos desde Estados Unidos a la República Dominicana. 

    "Cada día de la semana del 4 de junio al 10 de junio vimos una disminución de 12% en las búsquedas de vuelos en comparación con la semana anterior, siendo el jueves, 6 de junio el día con la mayor caída, un 22%", informó Kayak.

    Sin embargo, el verano marca la temporada turística más baja de la República Dominicana, lo que significa que puede ser demasiado pronto para decir cómo se han afectado los viajes. 

    "La gente que decide cancelar son mayormente personas sin experiencia en viajes", dijo Murphy. "Alguien que haya viajado y haya visitado la República Dominicana probablemente vendrá de nuevo", añadió.

    De los dos millones de estadounidenses que visitaron la República Dominicana el año pasado, el Departamento de Estado reportó 13 muertes. En la lista hay tres homicidios, justo por debajo de los accidentes de vehículos y ahogamientos.

    Desde el 15 de abril de este año, el Departamento de Estado ha recomendado a los turistas estadounidenses a tener "más precaución" al visitar la isla. La advertencia de "ejercer mayor precaución debido a la criminalidad" está debajo de otras dos categorías que advierten a los viajeros a reconsiderar o cancelar sus viajes.

    "Los delitos violentos, incluidos el robo a mano armada, el homicidio y el asalto sexual son una preocupación en toda la República Dominicana", dice la advertencia. El Departamento de Estado también recomienda a los turistas a estar pendientes de sus alrededores y no lucir prendas atractivas.

    Para Murphy, de travAlliancemedia, el consejo "se reduce a dos palabras: sentido común", ya que "estas son cosas que deben considerarse donde quiera que uno vaya, hasta en casa".