Coronavirus

Japón, con la población más anciana del mundo, teme que la COVID-19 haga estragos

Los sistemas de salud tratan de enfrentar la oleada de pacientes y la escasez de equipos básicos.

coronavirus en japon
GETTY IMAGES

GINEBRA - Más de 82,000 casos de COVID-19 fueron confirmados en las últimas 24 horas en el mundo, por lo que el total global asciende a 1.43 millones, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que suponen un repunte de los nuevos contagios diarios.

En las últimas tres jornadas los nuevos casos diarios habían oscilado entre 68,000 y 77,000, mostrando cierto descenso en la curva de nuevas infecciones, pero ésta ha vuelto a niveles máximos, justo cuando se cumplen 100 días desde que la OMS fuera notificada por China de la aparición del nuevo coronavirus.

La cifra de fallecidos según la OMS asciende a 85,522, aproximadamente 6,200 más que en la jornada anterior, lo que sí supone un freno de la tendencia, pues el miércoles el aumento diario fue de 6,600.

Por regiones, Europa sigue acumulando más de la mitad de los casos (759,661), seguida de América (454,710), y ambas muestran en sus gráficas cierta estabilización, aunque no un claro descenso.

Los cuatro países más afectados (Estados Unidos, España, Italia y Alemania) muestran también gráficas de nuevos casos en descenso aunque con repuntes en las últimas jornadas, mientras que entre las 10 naciones más afectadas preocupa la curva ascendente de Reino Unido y Turquía.

La región del Mediterráneo Oriental, compuesta principalmente por los países de Oriente Medio, totaliza 81,993 casos, el sudeste asiático, cerca de 10,707; y África 7,647 .

SE DISPARAN LOS CASOS EN INDIA Y JAPÓN

Las infecciones por coronavirus aumentaban en Japón y provocaban focos de contagio en las atestadas ciudades de India, mientras que algunos de los países europeos más afectados estaban considerando cuándo empezarán a aliviar las restricciones que han ayudado a frenar la propagación del virus.

Japón reportó más de 500 nuevos casos por primera vez este jueves, un preocupante incremento dado que tiene la población más anciana del mundo y el COVID-19, la enfermedad provocada por el coronavirus, puede ser especialmente grave en los mayores.

El primer ministro, Shinzo Abe, declaró el estado de alarma, pero no la cuarentena, en Tokio y en otras seis prefecturas a principios de semana. Las empresas de la tercera mayor economía del mundo han tardado en aceptar el teletrabajo y las calles de Tokio tenían un aspecto parecido al habitual.

Esta es la protección con la que un hospital de Tailandia está salvaguardando a los recién nacidos para evitar que contraigan coronavirus. Equipados con viseras, los infantes son alimentados y cuidados por enfermeras que también están protegidas contra la enfermedad infecciosa.

India, cuyos 1,300 millones de habitantes estarán en cuarentena hasta la próxima semana, ha aislado focos de contagio dentro y alrededor de la capital, Nueva Delhi. Los residentes en esas áreas recibirán comida y medicamentos mientras duren las medidas. El número de casos confirmados allí superó el umbral de los 5,000, con 166 fallecidos, según el Ministerio de Salud.

Por otra parte, los fallecimientos, hospitalizaciones y nuevos contagios se han estabilizado en lugares como Italia y España, que juntos suman más de 300,000 muertos. Al mismo tiempo, políticos y autoridades sanitarias advierten que la crisis está lejos de terminar y que una catastrófica segunda oleada podría afectar a los países si bajan la guardia demasiado pronto.

En Gran Bretaña, el primer ministro Boris Johnson salió este jueves de terapia intensiva tras días de complicaciones derivadas del coronavirus.

Por otra parte, se espera que el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, anuncie en los próximos días cuánto tiempo más durará la cuarentena impuesta en todo el país en medio de especulaciones de que se puedan aliviar algunas restricciones. Las conversaciones se centran en la vuelta al trabajo de algunas industrias.

Las fotografías son de un microscopio electrónico de transmisión. Mira el impresionante video.

Antes esta semana, Austria y República Checa se adelantaron a otras naciones europeas y anunciaron planes para relajar algunas restricciones.

En la mayoría de los pacientes de COVID-19, el virus provoca síntomas leves y moderados como fiebre y tos, pero en otros, especialmente mayores y personas con enfermedades previas, puede derivar en neumonía e incluso en la muerte. Casi 330,000 personas se han recuperado ya.

Contáctanos