Ucrania

Misiles rusos impactan un hospital infantil y matan al menos a 31 personas en Ucrania

El ataque impactó a cinco ciudades ucranianas y contó con más de 40 misiles de diversos tipos.

Getty Images

Un ataque de misiles rusos en varios lugares de Ucrania mató al menos a 31 personas e hirió a 154 este lunes, según las autoridades. Un hospital infantil fue impactado por un misil en la capital, Kiev, donde servicios de emergencias buscaban víctimas entre los escombros.

El ataque impactó cinco ciudades ucranianas con más de 40 misiles de distintas clases, y derrumbó edificios de apartamentos e infraestructura pública, indicó en redes sociales el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy.

Al menos 10 personas murieron y 47 resultaron heridas en la localidad de Krivói Rog, en el centro de Ucrania, en lo que el responsable del gobierno local, Oleksandr Vilkul, describió como un ataque masivo de misiles. Siete personas fallecieron en Kiev.

“Es muy importante que el mundo no guarde silencio al respecto ahora y que todos vean qué es Rusia y qué está haciendo”, dijo Zelenskyy en las redes sociales.

Vsevolod Dorofieiev, instructor veterano de una unidad de médicos voluntarios, expresó que había muertos, pero no aclaró cuántos ni si eran niños o adultos.

El ataque se produjo la víspera de una cumbre de tres días de la OTAN en Washington, en la que la alianza trataría de garantizar a Ucrania el apoyo continuado del grupo y ofrecer esperanza de que el país pueda superar el mayor conflicto europeo desde la Segunda Guerra Mundial.

En el hospital, un edificio de dos pisos quedó parcialmente destruido. En el bloque principal de 10 plantas del hospital se veían ventanas y puertas reventadas y muros teñidos de negro. En una sala se veían manchas de sangre en el suelo.

Personal médico y vecinos ayudaban a mover los escombros para buscar a niños y personal médico que podrían estar atrapados debajo. Los voluntarios formaron una línea y se pasaban piedras y restos de uno a otro. Aún salía humo del edificio y voluntarios y trabajadores de emergencias trabajaban con mascarillas.

El ataque obligó a cerrar y evacuar el hospital. Algunas madres se llevaban a sus hijos cargados a la espalda. Otras esperaban en el patio con sus hijos mientras los teléfonos de los médicos sonaban sin que nadie contestara.

Militares ucranianos resisten en la ciudad de Kupiansk, clave para ambos bandos, y aseguran desde las trincheras que han causado bajas masivas entre los 100,000 soldados que se cree Rusia ha desplegado.

En otros lugares de Kiev, el mayor bombardeo en casi cuatro meses dejó siete muertos y 25 heridos, según las autoridades.

El ataque a plena luz del día incluyó misiles hipersónicos Kinzhal, una de las armas rusas más avanzadas, indicó la fuerza aérea. El Kinzhal alcanza 10 veces la velocidad del sonido, lo que lo hace difícil de interceptar.

Los edificios de la ciudad temblaron con las detonaciones. Toda una sección de un edificio residencial de varias plantas quedó destruida en un distrito de Kiev, según las autoridades. Tres subestaciones eléctricas fueron dañadas o destruidas en su totalidad en dos distritos de la ciudad, según la compañía eléctrica DTEK.

El ataque se produjo a una hora en la cual había mucha gente en las calles, indicó el jefe de la oficina de presidencia de Ucrania, Andrii Yermal.

Las autoridades aún no habían terminado de evaluar el impacto del ataque, dijo el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko.

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos