Aborto en EEUU

¿Pacíficas o violentas? Surgen versiones encontradas de protestas en el Capitolio

Telemundo

PHOENIX- Las protestas frente al Capitolio de Arizona por la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de anular el fallo del caso Roe vs. Wade, las cuales terminaron con una descarga de gas lacrimógeno, fueron descritas el sábado de diversas maneras, ya sea como pacíficas o impulsadas por anarquistas con intenciones de destrucción.

Los comunicados del Departamento de Seguridad Pública de Arizona señalaron que los agentes estatales lanzaron el gas cuando algunos de los integrantes de un grupo de entre 7,000 y 8,000 personas que se concentraron en el Capitolio el viernes por la noche intentaban irrumpir en el Senado estatal, donde los legisladores trabajaban para terminar su sesión anual.

La gran mayoría de la gente fue pacífica y la policía estatal informó de que no hubo detenciones ni heridos. A pesar de que había tanto opositores como defensores del derecho al aborto, la mayoría de la multitud se oponía a la decisión de la Corte Suprema.

La mayoría de los encuestados no está de acuerdo con la decisión de la corte, según sondeo

¿CÓMO INICIÓ TODO?

Alrededor de las 20:30 horas, la policía disparó gases lacrimógenos mientras docenas de personas se agolpaban contra la pared de cristal de la fachada del Senado, al tiempo que coreaban y agitaban carteles a favor del derecho al aborto. Aunque la mayoría eran pacíficos, un puñado de personas golpeó las ventanas y una persona trató de abrir por la fuerza una puerta de cristal corrediza.

En ese momento, los miembros del equipo tácticas especiales SWAT del Departamento de Seguridad Pública, apostados en la segunda planta del edificio del antiguo Capitolio, dispararon el gas lacrimógeno.

La senadora republicana Michelle Ugenti-Rita grabó un video desde el interior del vestíbulo del Senado que mostraba la escena. Otro que ella misma tomó momentos después mostraba a policías estatales con equipo antidisturbios formando una línea dentro del edificio, frente a los manifestantes al otro lado del vidrio.

Contáctanos