Arizona

Decenas de excursionistas con síntomas de vómitos y diarrea durante viajes a cascadas cercanas al Gran Cañón

Telemundo

ARIZONA- Docenas de excursionistas dicen que se enfermaron durante viajes a un popular destino turístico de Arizona que cuenta con imponentes cascadas de color azul verdoso en lo profundo de un desfiladero vecino al Parque Nacional del Gran Cañón.

Madelyn Melchiors, una veterinaria de 32 años de Kingman, Arizona, dijo que el lunes por la noche vomitaba intensamente y tenía fiebre que duró días después de acampar en la reserva de Havasupai.

Finalmente caminó hasta su automóvil debilitada debido a un clima sofocante y agradeció que una mula transportara su carga varias millas por un sendero sinuoso, dijo.

"Dije: 'Si alguien puede empacar mi mochila de 30 libras, creo que puedo seguir cojeando'", dijo Melchiors, un mochilero habitual y experimentado. Después, “dormí 16 horas y bebí muchos electrolitos. Todavía no soy normal, pero estaré bien. Estoy agradecido por eso”.

El Servicio Federal de Salud Indígena dijo el jueves que una clínica que supervisa en la reserva brinda atención médica oportuna a las personas que enfermaron. Oficiales de salud ambiental de la oficina regional del IHS fueron enviados a Havasupai para investigar el origen del brote e implementar medidas para evitar que se propague, dijo la agencia.

"Nuestra prioridad es la salud y el bienestar de los residentes y visitantes de Havasupai, y estamos trabajando estrechamente con las autoridades sanitarias locales y otros socios para gestionar esta situación de forma eficaz", informó la agencia en un comunicado.

Mientras acampaba, Melchiors dijo que bebió de un manantial que está probado y catalogado como potable, así como de otras fuentes que utilizan un filtro alimentado por gravedad que elimina bacterias y protozoos, pero no virus.

“Hice un buen trabajo usando desinfectante para manos” después de ir al baño, dijo. "No es que puedas usar agua o jabón fácilmente".

Los funcionarios de salud del condado Coconino reportaron el martes que recibieron un informe de “enfermedad gastrointestinal” de un grupo de personas que caminaron hasta las cascadas, pero no sabían cuántas personas habían sido afectadas. La tierra de la tribu está fuera de la jurisdicción del condado.

Aun así, la portavoz de salud del condado, Trish Lees, dijo que los excursionistas deben tomar precauciones adicionales para prevenir la propagación de enfermedades, incluido filtrar el agua.

“Esté atento a los primeros síntomas de la norovirus, como dolor de estómago y náuseas, antes del viaje. El norovirus se propaga fácilmente en los viajes de campamento, especialmente cuando el suministro de agua potable puede ser limitado y las instalaciones para lavarse las manos pueden no existir. Aislar a las personas que estén enfermas de otros campistas”, reportó el condado.

Miles de turistas viajan a la reserva Havasupai cada año para acampar cerca de una serie de pintorescas cascadas. La reserva es remota y solo se puede acceder a ella a pie, en helicóptero o montando a caballo o en mula.

La Oficina de Turismo de la Tribu Havasupai confirmó que la semana pasada analizó el agua de un manantial local del que dependen los visitantes para beber y descubrió que era segura para el consumo humano.

Contáctanos