Nueva frontera: Globos aerostáticos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Nueva frontera: Globos aerostáticos
    Foto: Flickr/U.S. Custom and Border Patrol
    Estos globos se usan como radares que ayudan a los agentes a controlar, a través de cámaras, el tráfico ilegal o cualquier situación sospechosa en diferentes puntos fronterizos.

    ARIZONA - Todo el mundo se pregunta cómo puede un número relativamente pequeño de agentes controlar una frontera tan grande como la que une a Estados Unidos y México.

    La respuesta es sencilla: lo hacen mediante el uso de tecnología. Ahora existen sistemas, como el de los globos aerostáticos, que facilitan enormemente la labor de vigilancia.

    [Nota relacionada: Trucos para cruzar la frontera]

    Aunque a simple vista parecen un elemento decorativo en el cielo, los sistemas llamados Tethered Aerostat Radar System (TARS, por sus siglas en inglés), son capaces de monitorear lo que ocurre hasta unas 230 millas a lo largo de la frontera.

    Estos globos se usan como radares que ayudan a los agentes a controlar, a través de cámaras, el tráfico ilegal o cualquier situación sospechosa en diferentes puntos fronterizos.

    Los aparatos vuelan con tanques llenos de gas y otros dispositivos que permiten su permanencia en el aire de dos semanas hasta un mes, a una altura máxima de 15,000 pies.

    Todo esto depende, desde luego, de la situación climática, aunque por lo general son capaces de mantenerse estables con vientos de hasta casi 74 millas por hora.

    Video: YouTube/Cedarview2

    [Si estas viendo esta nota en tu celular, tableta u otro dispositivo móvil, presiona aquí para ver el video de como lucen estos globos en el aire]

    Hasta el momento la misión de los globos ha sido actuar como un sistema de minuciosa vigilancia en diferentes puntos fronterizos como Florida, Nuevo México, Texas, Arizona, Luisiana y Puerto Rico.

    Los primeros - bastante más rudimentarios que los de ahora- fueron instalados en 1980 en los cayos de Florida, época en que gran parte de la cocaína que se consumía en Estados Unidos entraba por esa zona del país.

    Con los años, el sistema TARS se ha mejorado mucho y propagado a otras zonas, y actualmente la compañía TCOM, la cual se especializa en sistemas aéreos como este, está trabajando con diferentes agencias de migración para mejorar el funcionamiento de los mismos y también ponerlos a volar allí donde todavía no lo hacen.

    También te puede interesar: