Medio millón de casos de asilo esperan atención

La falta de jueces de inmigración hace que las solicitudes tarden hasta cinco años en resolverse.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Medio millon de casos de asilo esperan resolucion

    La falta de jueces ha convertido en lento el proceso (Publicado lunes 25 de julio de 2016)

    Más de medio millón de casos de asilo en Estados Unidos esperan por una solución que podría lograrse tan solo con que su situación sea atendida, pero la la falta de jueces para atender las solicitudes ha complicado el panorama de un gran grupo de inmigrantes que no pueden regresar a sus países.

    Hay casos de personas que esperan por cuatro, cinco o más años lo que ha elevado la cantidad en un limbo legal hasta los casi 500,000 casos que esperan una resolución en las cortes, la cifra más elevada en más de 15 años.

    Dana Leigh Marks, del sindicato de jueces de inmigración, explica que en promedio hay más de 1,800 casos por cada juez en Estados Unidos y que esa cifra va creciendo, debido al déficit de personal para atender en la corte las solicitudes.

    Un reporte del Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC, por sus siglas en inglés) indica que que, en promedio, los casos demoran 815 días en ser resueltos. La cantidad de días sigue en aumento, pues en el 2015 el tiempo de espera fue de 789 días; en el 2014 fue de 791 días; en el 2013 fue de 763 días y en el 2012 745 días de demora.

    Los expertos legales dicen que una serie de situaciones se han confabulado para este retraso. Además del recorte de personal, ha habido una afluencia de inmigrantes de Centroamérica —cuyos casos han sido priorizados por oficiales de inmigración, y una crisis de refugiados global han creado la tormenta perfecta.

    Actualmente hay 259 jueces de inmigración a lo largo de las cortes del país. En su reporte, Human Rights First recomendó que haya un total de 524 jueces para suavizar la espera.

    En el Departamento de Justicia asegura que están haciendo esfuerzos para reducir la acumulación y los tiempos de espera. En este momento hay unos cien candidatos para contratar como jueces de inmigración, para así llenar esas plazas vacías.

    Cien de los actuales jueces están en edad de retiro, lo que complicará el panorama.

    Mientras se resuelva esta situación, miles de inmigrantes que aguardan por sus casos de asilo no pueden trabajar ni tienen derecho a beneficios, como los servicios de salud.