Autor de masacre escapó de centro de salud mental

Devin Patrick Kelley ha sido identificado como la persona que abrió fuego en una iglesia.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Sospechoso de masacre escapó de centro de salud mental

    Un empleado del centro de salud mental dijo que el sujeto presentaba trastornos mentales y era un riesgo para sí mismo y otras personas. (Publicado martes 7 de noviembre de 2017)

    SAN ANTONIO – Un reporte del Departamento de Policía de El Paso, Texas, detalló que el sospechoso de abrir fuego en una iglesia al sureste de San Antonio escapó de un centro de salud mental en 2012.

    El documento dado a conocer este martes destacó que Devin Patrick Kelley, de 26 años, estaba internado en Peak Behavioral Health Services en Santa Teresa, Nuevo México.

    Una persona aparentemente contactó a la policía el 13 de junio, 2012, para reportar a Kelley como desaparecido, diciendo que él sufría de trastornos mentales y tenía planes de escapar del centro de salud mental y huir a otro estado.

    El reporte de la policía agregó que, según la persona que hizo la denuncia, Kelley representaba un peligro para sí mismo y para otras personas, pues había sido encontrado introduciendo armas de fuego ilegalmente a la Base Aérea Hollaman de Nuevo México.

    La persona agregó en su declaración que Kelley había intentado amenazar de muerte a sus superiores en la base aérea y tenía cargos criminales pendientes en una corte militar.

    Las autoridades revelaron que Kelley fue localizado tiempo más tarde y entregado a oficiales del Departamento de Policía de Sunlad Park de Nuevo México.

    Este incidente habría ocurrido meses después de que el sospechoso fuera acusado de fracturarle el cráneo a su bebé y golpear a su esposa, cargos por los cuales fue convicto y dado de baja de la Fuerza Aérea en 2014.

    Kelley murió este domingo luego de entrar en First Baptist Church en Sutherland Springs, Texas, y abrir fuego en contra de los ahí presentes. Al menos 26 personas murieron en la balacera y alrededor de 20 más resultaron heridas, de las cuales 10 estaban todavía en condición critica este martes.