Ayuda por coronavirus

Gobierno activa fondos por $2.3 billones para préstamos a empresas y ciudades

Dinero para respaldar a las pequeñas y medianas empresas y a los Gobiernos estatales y locales ante la crisis económica desencadenada por la pandemia del coronavirus. 

Reserva-Federal

WASHINGTON D.C.- La Reserva Federal está tomando medidas adicionales para proporcionar hasta $ 2.3 billones en préstamos para apoyar la economía. El dinero se destinará a hogares y empresas estadounidenses, así como a gobiernos locales asediados por el brote de coronavirus.

La Fed dijo el jueves que está activando el "Main Street Business Lending Program" autorizado por la Ley CARES, el paquete de ayuda económica más grande jamás aprobado por el Congreso.

El Main Street consiste en una inversión que permitirá hasta $600,000 millones en financiamiento nuevo para empresas con hasta 10,000 empleados o menos de $2,500 millones en ingresos anuales en 2019. Los pagos de capital e intereses serán diferidos por un año.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que el papel de la Reserva Federal era "proporcionar tanto alivio y estabilidad como podamos durante este período de actividad económica limitada".

En una transmisión por Internet de la Brookings Institution, Powell afirmó que la Fed tenía la intención de usar sus poderes "de manera contundente, proactiva y agresiva hasta que estemos seguros de que estamos sólidamente en el camino hacia la recuperación".

Enfatizó que había "todas las razones para creer que el repunte económico, cuando suceda, puede ser robusto" porque la economía estaba bien antes del ataque del virus.

Entre las acciones tomadas el jueves, la Fed activó un programa de préstamos para gobiernos municipales, así como un apoyo adicional para el Programa de Protección de Nómina, que la Administración de Pequeñas Empresas lanzó la semana pasada. El programa otorga préstamos a empresas con menos de 500 empleados.

El programa de préstamos de Main Street "marcará una diferencia significativa para las 40,000 empresas medianas que emplean a 35 millones de estadounidenses", dijo el jueves el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

El plan de protección salarial del gobierno para las pequeñas empresas ha tenido un comienzo difícil. Las empresas han tenido dificultades para que los bancos otorguen los préstamos. Los bancos han dicho que el gobierno no ha dejado en claro cómo deben procesar dichos préstamos, ni siquiera qué formas deben usar las empresas.

La Fed anunció la nueva infusión de efectivo el mismo día en que Estados Unidos informó que las solicitudes de beneficios por desempleo alcanzaron la asombrosa cifra de 6.6 millones la semana pasada. Eso significa que más de uno de cada 10 trabajadores ha perdido su trabajo en las últimas tres semanas debido al brote de coronavirus.

Según nuestro canal hermano CNBC, los préstamos de Main Street serían por un mínimo de $1 millón y un máximo de $25 millones, según un comunicado de la Fed. La Fed comprará hasta $600,000 millones en préstamos.

Los términos tendrían una tasa de interés igual a la Tasa de Financiamiento Nocturno de la Fed, actualmente 0.01%, más 250-400 puntos básicos con un vencimiento de cuatro años.

La Fed creó un dispositivo conjunto con el Departamento del Tesoro para comprar el 95% del préstamo, mientras que la institución financiera tendrá el otro 5%.

Además del programa Main Street dirigido a empresas medianas, la Fed también anunció un movimiento para "reforzar la efectividad" del Programa de Protección de Nómina al proporcionar financiamiento a plazo a las instituciones que otorgan préstamos a través del PPP. Para más información del PPP entra aqui (en inglés). Para otros programas revisa la información de este link.

Si bien la Fed ya ha ingresado al mercado de bonos municipales, los últimos pasos establecen una nuevo mecanismo que ofrecerá hasta $500,000 millones en préstamos a estados y municipios. El Tesoro proporcionará un respaldo de $35,000 millones al programa para protegerse contra posibles pérdidas.

El banco central también dijo que ampliará tres líneas de crédito existentes destinadas a aumentar el crédito a hogares y empresas. El nuevo esfuerzo tendrá como objetivo $850,000 millones, un movimiento respaldado por $85,000 millones en protección del Tesoro.

La Reserva Federal también amplió el tipo de garantía que aceptará a través de uno de los programas. Para más de CNBC.com entra aquí.

La Reserva Federal de EE.UU. ha liderado la respuesta económica al desplegar todo su imponente arsenal para el estímulo monetario con el objetivo de contener el impacto de la pandemia del coronavirus. 

En primer lugar, y en una decisión no vista desde la crisis financiera de 2008, el 15 de marzo anunció un recorte de los tipos de interés de referencia hasta dejarlos entre el 0 y el 0,25 % en una reunión de emergencia celebrada un domingo y un programa de recompra de activos por valor de 700,000 millones de dólares, que ha ampliado. 

A estas medidas, ha sumado varias rondas de sucesivas de inyecciones de liquidez a los mercados, entre las que incluyó la apertura de una "ventanilla de descuentos" para ofrecer préstamos a corto plazo a los bancos ante las tensiones financieras registradas. 

A la par, el Tesoro de EEUU dio luz verde al banco central estadounidense para la apertura de un instrumento de crédito de 10,000 millones de dólares destinado a respaldar los mercados de deuda corporativa a corto plazo. 

La Fed no puede prestar directamente a empresas o a hogares, pero bajo circunstancias excepcionales como la actual puede crear instrumentos especiales que ofrezcan créditos de respaldo. 

A nivel internacional, el banco central estadounidense también ha anunciado una medida coordinada con otros grandes bancos centrales para canalizar y garantizar la liquidez a los mercados globales a través de líneas "swap" de intercambio del dólares.

Contáctanos