Se forma la tormenta tropical Barry y va hacia Luisiana

Mantiene vientos sostenidos de 40 mph.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Pronóstico del tiempo

    La mayoría de los modelos meteorológicos muestran el posible ciclón tropical 2 alejándose de las costas de Texas. El enfoque estará en las costas de Luisiana. Houston no aparece, por ahora, en el cono de la tormenta. (Publicado jueves 11 de julio de 2019)

    HOUSTON - Este jueves se formó la tormenta tropical Barry en las aguas del golfo de México, la cual va en camino a fortalecerse y convertirse en huracán este viernes, informaron expertos. 

    De acuerdo al último boletín de Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), la tormenta tropical Barry se ubica unas 200 millas al sureste de Morgan City, Luisiana. 

    Así será la temporada huracanes 2019

    Así será la temporada huracanes 2019

    Mira lo que los expertos esperan para la temporada que comienza el 1º de junio.

    (Publicado jueves 23 de mayo de 2019)

    La tormenta tiene vientos sostenidos de 40 mph.

    El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, declaró un estado de emergencia y se despliegan tropas de la Guardia Nacional y vehículos anfibios en toda la entidad en anticipación a los próximos aguaceros.

    El NHC ha emitido un aviso de tormenta tropical para la costa de Luisiana desde la boca del río Pearl hasta Morgan City. 

    A su vez, hay vigilancia de huracan desde la boca del río Mississippi hasta Cameron, en Luisiana. 

    Autoridades meteorológicas esperan que para el viernes el sistema comience a moverse hacia el norte, rumbo a la costa, y podría tocar tierra en Luisiana como huracán de categoría 1 este fin de semana. 

    El cono de cobertura es muy grande, pero se ha alejado del área de Texas.

    En Nueva Orleans, las calles se convirtieron el miércoles en pequeños ríos de aguas rápidas que voltearon botes de basura y levantaron escombros de madera. El agua alcanzó las puertas de varios autos. Otros vehículos fueron abandonados. Personas a bordo de kayaks remaron en algunas de las calles.

    Los modelos muestran que la mayor acumulación de lluvias caerá sobre las aguas del Golfo de México.

    La temporada de huracanes en la cuenca Atlántica comenzó oficialmente el 1 de junio, pero antes, el 20 de mayo, se formó al sursureste de Bermuda una tormenta subtropical, "Andrea", que se debilitó enseguida y no causó daños.

    También en la temporada de 2018 se formó otra tormenta, "Alberto", unos días antes del comienzo oficial de la temporada.

    Alberto fue una tormenta subtropical, lo que significa que es un híbrido entre las tormentas de núcleo frío (invierno) y las de núcleo caliente (verano).

    Según el pronóstico actualizado de la Universidad Estatal de Colorado (CSU) de EEUU, difundido este martes 9 de julio, la actividad de la actual temporada de huracanes en el Atlántico será "casi promedio", con 14 tormentas con nombre.

    Eso significa dos más que el promedio anual y una más que las señaladas en el pronóstico dado a conocer en abril de este año, cuando previeron una actividad "ligeramente por debajo del promedio".

    De las 14 tormentas, seis se convertirán huracanes (en abril se previeron cinco), dos de los cuales serán de categoría mayor, es decir por encima de la categoría 3 en la escala de Saffir/Simpson de un máximo de cinco.

    El informe señala que "la superficie del Océano Atlántico tropical no luce particularmente favorable para una temporada activa" y es que probablemente el fenómeno de El Niño, actualmente débil, se fortalecerá durante el pico de la temporada, entre los meses de agosto y septiembre, lo que contribuirá a "una temporada casi promedio".