Los primeros 100 días

Los primeros 100 días

Los Primeros 100 Días

Trump y Clinton hablan sobre la Policía y las minorías

Los virtuales candidatos se refirieron al tema bajo la sombra de las protestas y matanzas recientes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Trump y Clinton hablan sobre la Policía y las minorías
    EFE

    WASHINGTON - El virtual candidato del Partido Republicano a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, Donald Trump, alabó el papel de la Policía, pero dijo que todavía "queda mucho trabajo por hacer" en su relación con las minorías.

    En un video divulgado a última hora de la tarde, Trump nombró por primera vez a Alton Sterling y Philando Castile, los dos negros fallecidos a manos de la Policía y cuyas muertes desencadenaron la protesta de Dallas (así como otras en todo el país) en el transcurso de la cual un francotirador disparó a 12 agentes el jueves, cinco de los cuales fallecieron.

    Sus muertes, según Trump, muestran "el mucho trabajo que nos queda por hacer para que cada estadounidense sienta que su seguridad está protegida", y el magnate lamentó que las divisiones raciales en el país "han ido a peor, no a mejor", por lo que pidió "rezos, amor, unidad y liderazgo".

    Trump, que canceló un evento de campaña que tenía previsto en Miami, calificó las muertes de Sterling en Luisiana y Castile en Minesota de "sinsentido" y "trágicas", y sobre el posterior tiroteo en Dallas que dejó 5 policías muertos y otros 7 heridos, aseguró que es algo que ha "removido el alma de la nación".

    "Un ataque brutal contra nuestra Policía es un ataque contra nuestro país y un ataque contra nuestras familias. Debemos permanecer en solidaridad con las fuerzas de la ley, que debemos recordar que son la frontera entre la civilización y el caos total", apuntó el republicano.

    "Todo estadounidense tiene el derecho de vivir en paz y seguridad", concluyó el magnate, en un tono mucho más conciliatorio y menos agresivo de lo habitual en él. Por la mañana, Trump había pedido en un comunicado "restaurar la ley y el orden" y "recuperar la confianza de nuestra gente para que puedan estar sanos y salvos en sus hogares y en la calle".

    Por su parte, la aspirante por el Partido Demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, llamó a crear "indicaciones a nivel nacional" sobre el uso de la fuerza policial, especialmente en los casos en los que los agentes puedan acabar con la vida de un sospechoso.

    En una entrevista con la cadena CNN, la exsecretaria de Estado consideró que es fundamental promover "el respeto" entre las distintas comunidades que componen Estados Unidos, y llamó a los blancos a "ponerse en el lugar de los afroamericanos" que temen por su seguridad.

    "Voy a llamar a la gente blanca como yo, a ponernos en la piel de las familias afroamericanas que tienen miedo cada vez que sus hijos van algún lugar, que tienen que tener la charla sobre cómo protegerse cuando son ellos los que deben estar esperando la protección de la policía", reiteró Clinton. "Creo que somos los que tenemos que empezar a escuchar los gritos legítimos que vienen de nuestros conciudadanos afroamericanos y tenemos mucho más por hacer y tenemos que hacerlo", insistió.

    En relación al aumento de la tensión esta semana tras la muerte de dos ciudadanos negros a manos de la policía y la posterior matanza en Dallas de cinco oficiales, la también exprimera dama manifestó su "preocupación" por el hecho de que haya "procedimientos policiales rutinarios que acaben en muerte".

    "Demasiados afroamericanos han muerto en encuentros con la policía. (...) Necesitamos que las comunidades sientan que pueden confiar en la policía, y que la policía está intentando ayudarles", manifestó la aspirante demócrata a la Presidencia de Estados Unidos. "Creo que todo el mundo entiende que tenemos algunas divisiones muy profundas en nuestro país", reiteró la exsecretaria de Estado, que calificó lo ocurrido en Dallas como "absolutamente horrible".

    Clinton dijo "estar decidida" a luchar por acabar "con estos asesinatos terribles" ya que, según expresó, es "algo mucho más profundo que eso" y hay que empezar a promover el "respeto".

    La exsecretaria de Estado envió además sus condolencias a las familias de los policías fallecidos y al resto de heridos, ocurrido durante una manifestación contra los abusos policiales.

    La matanza de Dallas ha consternado a la nación, que ha vivido repetidos episodios de tensión racial desde hace más de un año, especialmente tras la muerte en Ferguson (Misuri) en agosto de 2014 del joven negro Michael Brown a manos de un agente blanco que luego fue exonerado de todos los cargos.

    El principal sospechoso del ataque, identificado como Micah Xavier Johnson, es un exmilitar negro que aseguró a la policía antes de morir en medio del asedio policial que su objetivo era "matar a gente blanca, especialmente a agentes de policía blancos" debido a los incidentes de violencia policial contra los negros.