Demócrata Gil Cisneros gana escaño en el sur de California

El lugar de nacimiento de Richard Nixon ahora solo tendrá represantenes demócratas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Gil Cisnero gana en Condado Orange

    Los demócratas se anotan otra victoria en California. (Publicado domingo 18 de noviembre de 2018)

    El demócrata Gil Cisneros logró este sábado un asiento en la Cámara de Representantes de Estados Unidos en el sur de California, coronando una victoria demócrata en la que el partido obtuvo seis asientos del Congreso en el estado.

    En lo que había sido el último resultado indeciso de la Cámara de Representantes en California, Cisneros venció a la republicana Young Kim por el puesto 39 del Distrito en el estado.

    Con la derrota de Kim, cuatro distritos de la Cámara que eran controlados por los republicanos, en todo o en parte en el Condado Orange, habrán cambiado en una elección a la columna demócrata.

    El cambio significa que el condado, el lugar de nacimiento de Richard Nixon y el sitio de su biblioteca presidencial, solo tendrá demócratas que representarán a sus residentes en Washington el próximo año.

    Los demócratas también adquirieron recientemente el último escaño en la Cámara de Representantes, que estaba en el Condado Los Ángeles, cuando la demócrata Katie Hill derrocó al representante republicano Steve Knight.

    Los republicanos también perdieron un asiento en el Valle Central agrícola. Los demócratas tendrán una ventaja de 45-8 en los escaños de la Cámara de Representantes de California el próximo año.

    El distrito fue uno de los siete objetivos de los demócratas en toda California después que Hillary Clinton los ganara en las elecciones presidenciales de 2016.

    Cisneros, de 47 años y ganador de un premio mayor de lotería de $266 millones, había estado en una carrera cerrada con Kim en un distrito que se ha vuelto cada vez más diverso. Se trata de una división equitativa entre republicanos, demócratas e independientes, como ocurre igualmente con asiáticos, hispanos y blancos.

    Kim, de 55 años y exlegisladora estatal, trabajó durante años para el representante Ed Royce, quien está dejando el puesto y la había respaldado.

    En un estado donde el presidente Donald Trump es impopular, Kim buscó crear distancia con la Casa Blanca en materia de comercio y atención médica. Su origen inmigrante y su género, la hicieron destacar en un partido político cuyos líderes en Washington son en su mayoría hombres blancos mayores.

    "Soy un tipo de candidato diferente", había dicho ella. Pero no fue suficiente. Los anuncios demócratas la describían como una subordinada de Trump, ansiosa por llevar a cabo su agenda.

    Cisneros, un candidato primerizo, describió su interés en el Congreso como una extensión de su tiempo en el ejército. Dijo que se trataba del servicio público. Él dirige una fundación de caridad con su esposa.

    En materia de salud, habló sobre su madre, que estuvo sin seguro médico durante 16 años. "Eso simplemente no debería suceder en este país", había dicho.

    Mientras que la elección arrojó resultados mixtos en Estados Unidos, reafirmó la reputación de California como una fortaleza demócrata.

    Los demócratas están en camino de ocupar todas las oficinas estatales, nuevamente. El partido tiene una mayoría mayoritaria en ambas cámaras de la Legislatura, y una ventaja de 3.7 millones en el registro de votantes.

    No había ni un republicano en la boleta electoral para el Senado de Estados Unidos.