Fiscal: costurera pasó herramientas en carne cruda

Costurera pasó herramientas en carne cruda

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ¡Caso cerrado! Equipo femenino de Estados Unidos deja en la lona a los varones
    TELEMUNDO LOCAL

    La costurera de una cárcel de Nueva York involucrada en el escape de dos peligrosos reos los ayudó pasando herramientas metidas en la carne cruda, declaró este martes un fiscal local.

    El fiscal de distrito del condado de Clinton, Andrew Wylie, cuya oficina está a cargo del caso del escape de Richard Matt y David Sweat, dijo a NBC que la costurera incrustó hojas de sierra, brocas y una perforadora en la carne antes de introducirla en la prisión de Clinton.

    [Tema relacionado: Buscan a presos fugitivos a 30 millas de la prisión]

    Los asesinos condenados salieron de la cárcel de máxima seguridad en Dannemora, Nueva York, el 6 de junio.

    Joyce Mitchell, que fue acusada de brindar herramientas para escapar a los fugitivos, delineó el plan en entrevistas con investigadores, según Wylie.

    Después de contrabandear a la cárcel las herramientas en la carne, Mitchell la puso en un refrigerador en la sastrería donde trabajaba con Matt y Sweat, agregó.

    [Tema relacionado: Hallan en cabaña ADN de presos fugitivos]

    Wylie dijo que es común que los presos tengan platos calientes u otro equipo de cocina en sus celdas para preparar la carne cruda y otros alimentos.

    Un funcionario de la prisión llamado Gene Palmer supuestamente entregó la carne a Matt, indicó el fiscal.

    Palmer fue puesto en ausencia administrativa a raíz de las revelaciones, aunque no se la acusado de nada.

    Negó ante los investigadores haber entregado herramientas a Matt y Sweat, y pasó airosamente una prueba con detector de mentiras.

    [Tema relacionado: Confirman haber visto a asesinos fugitivos]

    Mitchell dijo por su parte a los investigadores que no cree qued Palmer supiera que las herramientas estaban escondidas en la carne, según Wylie.

    Las autoridades afirman que Mitchell planeó conducir a Matt y Sweat a su libertad y "mudarse con ellos", pero se desanimó.

    También habló a los investigadores de un plan para que Sweat y Matt mataran a su esposo, Lyle.

    Mitchell se ha declarado no culpable.

    [Tema relacionado: Prófugos de NY a la lista de los más buscados]