Temporada de Fiestas

Temporada de Fiestas

Juego del amor permite expresar los deseos sexuales

YONI ayuda a las personas superar los tabúes y mitos referentes a la sexualidad.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Asignación Especial: El juego del amor

    El juego del amor busca despertar los sentidos y expresar los deseos sexuales sin prejuicios.

    (Publicado lunes 27 de noviembre de 2017)

    Expresar los deseos sexuales en forma abierta y sin prejuicios es algo muy difícil para muchas parejas, especialmente en una sociedad machista, según una psicoterapeuta.

    Pero un juego de mesa ofrece a las parejas una forma de establecer una interacción sin límites, superando mitos y tabúes con relación a la sexualidad.

    Se trata de YONI, un juego en donde las personas solteras o las parejas tienen la posibilidad de manifestar sus inquietudes sin el miedo de las restricciones que impone la sociedad.

    “Lo que me trae este juego es esa experiencia de poder vocalizar eso y hablar de la sexualidad y de la sanación, y de la salud con otra gente que se siente también a gusto”, dice Karina Lynn Estrella, una de las participantes en el juego.

    YONI es el órgano sexual femenino, considerado el origen y fuente de la vida, según la cultura hindú. La creadora del juego YONI es la psicoterapeuta Nadeshda Hernández, quien afirma que uno de sus objetivos es empoderar a la mujer y reconocer su valor en las relaciones de pareja. “A la mujer se enseña que estás ahí para complacer al hombre. En relaciones heterosexuales que es lo común”, señala Hernández. “Te enseñan a no enfocarte en el placer tuyo como mujer y encuentras que la mayoría de mujeres nunca han tenido un orgasmo”.

    Hernández también destaca que el juego sirve como parte de las terapias y tratamientos de mujeres violadas o que han sido víctimas de abuso doméstico. “Uno de los factores que contribuyen al abuso sexual es la inmadurez sexual de la persona que produce el abuso… y si se juega esto más seguido, la madurez se va a expandirse con más personas”, dice Hernández. “El juego está diseñado para poder modificar muchas cosas en cuanto a la sexualidad.”

    Quienes lo han jugado se sienten satisfechos con los resultados.

    “Yo pienso que saliendo del juego, todos se sienten un poco más abiertos, más cómodos, y se siente muy lindo tener esa conexión y esa experiencia”, señala Lorena Delgado.