Aborto en Texas, queda un largo camino

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EEUU vuelve a anotar con otro penal
    Getty

    HOUSTON – Un largo y tortuoso camino le espera aún al tema del aborto en Texas. La decisión del juez federal Lee Yeakel de negar por inconstitucional la ley que establecía restricciones al aborto en Texas no será el último capítulo de la batalla política que libran los sectores más conservadores del estado contra el aborto.

    Una vez se conoció la decisión del juez, el fiscal general de Texas, Greg Abbot, presentó una apelación ante la Corte 5 del Circuito de Nueva Orleans.

    “No tengo duda de que este caso va a recorrer toda la vía legal hasta llegar a la Corte Suprema de Justicia”, dijo Abbot, quien está en campaña para suceder al actual gobernador de Texas, Rick Perry.

    Perry, por su parte, dijo que “a pesar del fallo, en el Estado se seguirá trabajando para proteger la vida y por mantener leyes que reflejen el bien y los valores de los tejanos”.

    Como si fuera poca la andanada conservadora contra la decisión de Yaekel, quien aspira a suceder a Abbot en la Fiscalía General, el republicano Barry Smitherman, se mostró desencantado con ésta aunque celebró la rápida acción de Abbot de demandar la postura del juez ante otra instancia en Nueva Orleans.

    “Como Fiscal General defenderé vigorosamente las leyes pro-vida en Texas”, dijo.

    Pero así como hubo quienes atacaron la decisión, también hubo quienes la defendieron, como fue el caso de la candidata demócrata a la gobernación, la senadora estatal Wendy Davis.

    Ella, fuerte opositora a esta ley y declarada defensora de las mujeres y del aborto, manifestó que “preferiría ver que nuestros impuestos se destinen al mejoramiento de las escuelas de nuestros hijos, que a defender esta ley”.

    En otros estados de la nación como Wisconsin, Misisipi y Alabama jueces federales han rechazado leyes que prohíben la práctica de abortos.