La raíz de los Amish: quiénes son los menonitas

Son protestantes, pacififistas y tienen un fuerte apego al servicio. Conoce a los menonitas, quienes practican el bautismo de adultos y centran su vida en la misión y el ministerio de Jesucristo.

17 fotos
1/17
Shutterstock
Los menonitas.
2/17
Shutterstock
Pertenecen al grupo de denominaciones cristianas conocidas como 'anabautistas', o sea, practican el bautismo de adultos; son pacifistas y tienen un fuerte apego al servicio comunitario. Si bien son protestantes y con el correr del tiempo la mayoría se ha asimilado al resto de la sociedad en general, en algunas colonias viven de una manera muy parecida a los amish. Te invitamos a que conozcas a los menonitas, quienes hoy suman poco más de dos millones de creyentes en todas partes del mundo.
3/17
Shutterstock
La Iglesia Menonita se agrupa dentro del movimiento protestante nacido en la Reforma, que renegó de varias de las prácticas del catolicismo de entonces -alrededor del año 1530-, como el bautismo de bebés y el pago de 'almas' para 'lograr' la salvación. En la foto, un menonita en Pennsylvania ofrece sus productos en un mercado.
4/17
Shutterstock
Un sacerdote católico, Menno Simons, se unió al fervor religioso 'rebelde' de aquellos años y junto a un grupo de seguidores, fundó lo que hoy se conoce como la iglesia Menonita, cuyos orígenes se remontan a movimientos 'anabautistas' ubicados en Holanda y Alemania. En la foto, la iglesia a la cual asistía Menno Simons, en Witmarsum, Holanda.
5/17
Shutterstock
En sus primeros años, el creciente grupo de creyentes centró su prédica en en la misión y el ministerio de Jesucristo, el bautismo de adultos (la palabra anabautista se refiere a un 'doble bautismo' ya que quienes se bautizaban de adultos, seguramente habían sido bautizados de bebés en la iglesia Católica) y en el servicio a los demás, con un énfasis en el regreso a la vida en el campo, en contraste con la vida urbana de aquellos días.
6/17
Shuttestock
Muchos estudiosos del tema agrupan a los menonitas como una comunidad étnica-religiosa debido a que, entre otras cosas, inicialmente hablaban en su mayoría un dialecto que mezclaba el holandés con el alemán (conocido como 'Pennsylvania dutch'), práctica que hoy continúan ciertos sectores más conservadores de la iglesia. No obstante, la mayoría de menonitas en el mundo se ha asimilado a la sociedad y lleva adelante su vida como cualquier creyente protestante. En la foto, un granja menonita en Canadá.
7/17
Shutterstock
Tras sufrir persecución por sus posturas y creencias en contra de la guerra, típica de los anabautistas, varias colonias menonitas comenzaron a migrar y muchas dejaron el Viejo Continente en busca de horizontes más amigables. Miles migraron hacia Estados Unidos a fines del siglo XVIII y se ubicaron en los estados del este, como Pennsylvania, Indiana y Ohio, mientras que otros llegaron a Canadá.
8/17
Shutterstock
Miles de menonitas que habían migrado hacia Rusia también partieron hacia otros lugares por el mismo problema: persecución. Se estima que entre 1874 y 1880, cerca de 18,000 menonitas abandonaron Rusia y partieron hacia Estados Unidos.
9/17
Shuttestock
Hoy en día, es común ver una iglesia menonita con su propio cementerio, especialmente las ubicadas en zonas rurales, práctica que se remonta a los inicios del movimiento anabautista. El rechazo a la guerra es fuerte en la tradición menonita, a tal punto que no pocos miembros de la iglesia se han visto en problemas al rechazar el reclutamiento a las fuerzas armadas, como ocurrió durante la Guerra de Vietnam, por ejemplo, en Estados Unidos.
10/17
Shutterstock
Cabe aquí aclarar que los amish, a quienes se asocia con los menonitas, son en realidad un desprendimiento del movimiento menonita y anabautista, impulsado en 1693 por un hombre llamado Jakob Amman, quien proponía un movimiento mucho más conservador, que pasó a conocerse como 'amish', quienes viven en el campo, no usan electricidad ni autos ni teléfonos, beneficios considerados 'mundanos'. En la película 'Testigo en peligro', con Harrison Ford, sobre los amish, en una escena se escucha decir a alguien: 'esa granja es menonita porque tienen teléfono'. Aquí, toda la información sobre los amish
11/17
Shutterstock
Volviendo a los menonitas: hoy suman alrededor de 2,100,000 en todo el mundo. Se estima que el 32% de menonitas se encuentra en Estados Unidos mientras que en Africa alcanzan el 35%. En América Latina, suman unos 200,000. En sus reuniones de alabanza y lectura bíblica los domingos, cantan himnos y escuchan al pastor -hombre o mujer- quien comparte el sermón basado en la Biblia. Practican la comunión, aunque lo hacen con pan y vino verdaderos.
12/17
Foto Cortesía de Jimmy Rodríguez, La Pampa, Argentina.
Como se mencionó anteriormente, dentro del movimiento menonita-anabautista, existen sectores más conservadores, conocidos como 'menonitas de la Vieja Orden'. Muchos viven en colonias dispersas en México, Paraguay y Argentina. En la foto, una familia en la Colonia Buena Esperanza, en Guatraché, provincia de La Pampa, Argentina.
13/17
Foto Cortesía de Jimmy Rodríguez, La Pampa, Argentina.
Los menonitas de la Vieja Orden llegaron a Guatraché, Argentina, en 1980, provenientes de México. Adquirieron un predio de campo de unas 10,000 hectáreas y comenzaron a labrar la tierra, además de abrir un tambo y dedicarse a la carpintería.
14/17
Foto Cortesía de Jimmy Rodríguez, La Pampa, Argentina.
La Colonia Menonita en Guatraché atrae visitantes y curiosos, quienes llegan en busca de los quesos y otros productos lácteos que producen. Las tareas en el campo siguen siendo el centro de atención de esta colonia, donde tienen su propia escuela. No han sido pocos los roces que han tenido con el gobierno estatal por el tema educativo.
15/17
Foto Cortesía de Jimmy Rodríguez, La Pampa, Argentina.
Los menonitas de la Vieja Orden no solo se encuentran en Argentina, sino también en Estados Unidos, México -donde existen varias colonias- y Paraguay. En la foto, una postal de la Colonia en Guatraché, La Pampa.
16/17
Foto Cortesía de Jimmy Rodríguez, La Pampa, Argentina.
Pese a la persecución y las adversidades, los menonitas de la Vieja Orden continúan su vida en el campo. Viven sin luz y más años: el secreto de una comunidad Amish
17/17
Getty Images
Al igual que los menonitas de la Vieja Orden, el resto de los miembros de la iglesia continúa con su vida. La gran diferencia es que viven mucho más asimilados a la sociedad, como cualquier cristiano protestante. Cabe destacar que los menonitas hasta cuentan con universidades, muchas de ellas de renombre, como Goshen College, en Indiana. También tienen instituciones por donde canalizan los servicios solidarios en todas partes del mundo. Te puede interesar: Los Amish y sus carruajes; un peligro latente en las calles
Contáctanos