Niegan libertad a seguidora de maléfico asesino