Tesoro millonario en la playa: monedas perdidas hace 300 años