Pareja vive pesadilla tras vender producto por internet