Clima ayuda lucha contra incendio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    FLAGSTAFF (Arizona) - Los bomberos aprovecharon el viernes un clima más fresco para mejorar su posición en la lucha contra un incendio en un pintoresco cañón de Arizona, al tiempo que los turistas se vieron obligados a modificar sus planes de viaje.

    Cuadrillas de bomberos avanzaron por una autopista serpenteante que es clave en su esfuerzo y prendieron fuego al terreno a fin de restarle combustible al incendio e impedir que la cruce. Los helicópteros arrojaron sustancias químicas en las partes más elevadas del cañón a las que los bomberos no pueden acceder.

    Video: Clima ayuda lucha contra incendio

    Video: Clima ayuda lucha contra incendio
    (Publicado viernes 22 de agosto de 2014)

    Los equipos estuvieron ocupados engrosando una brecha que impedirá que el fuego se expanda hacia las zonas residenciales.

    "Puede que haya un aumento de intensidad, pero deseamos que el público sepa que estamos controlando el incendio", destacó Dillon Winiecki, portavoz de los bomberos.

    El incendio provocado comenzó el martes y hasta el viernes había quemado más de 30 kilómetros cuadrados (11 pies cuadrados) dentro y en los alrededores del cañón Oak Creek, una pintoresca área de recreo a lo largo de la autopista entre Sedona y Flagstaff que normalmente estaría repleta de turistas con motivo del feriado del Día de los Caídos en Guerras.

    El parque estatal Slide Rock figura entre los lugares turísticos que están cerrados.

    Las condiciones del clima se ven favorables en los próximos días, con un aumento de humedad y posibilidades de lluvia. Los bomberos establecieron líneas de contención alrededor de un 5% del incendio que se encuentra más cerca del lugar donde comenzó justo al norte del parque.

    Las cuadrillas hacían buenos progresos en impedir que el fuego se acercara a las comunidades al sur de Flagstaff, dijo el comandante de incidentes, Tony Sciacca. Su trabajo incluye colocar un sistema de rociadores de agua alrededor de un criadero de peces en el cañón que se pueden encender si el fuego se aproxima, lo que crearía una zona de protección cerca de una línea de electricidad y que rápidamente apagaría cualquier llamarada que se escape del incendio principal.

    Unos 900 bomberos combatían el fuego el viernes, el cual se está alejando de Sedona.

    La Cámara de Comercio de esa ciudad atendía cientos de preguntas vía telefónica y las redes sociales de personas que intentan averiguar si de todas formas podrán visitar el lugar y si la calidad de aire es adecuada, dijeron los funcionarios.