Rescatan a 54 niños víctimas de crueldad

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    GUATEMALA - La Procuraduría General de la Nación (PGN) rescató hoy a 54 menores y capturó a dos hombres que supuestamente los obligaba a trabajar en la calle y a pedir limosna en la capital guatemalteca.

    Los menores fueron encontrados en un inmueble en la avenida Bolívar, en el sur de la ciudad, en el que agentes de la Policía localizaron bolsas con monedas, billetes y productos que vendían los niños y adolescentes.

    Video: Rescatan a 54 niños víctimas de crueldad

    Video: Rescatan a 54 niños víctimas de crueldad
    (Publicado jueves 11 de septiembre de 2014)

    En la residencia, la Policía capturó a los guatemaltecos Pablo Rolando Marroquín Chaj y Rudy Doroteo Lajpop Ambrosio, supuestos responsables de explotar a los menores, precisó el portavoz de la institución, Pablo Castillo.

    Ambos son señalados de los delitos de mendicidad, explotación laboral y trata de personas y serán consignados al Juzgado de Primera Instancia Penal de Femicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer, Violencia Sexual, Explotación y Trata de personas.

    Castillo comentó que los menores estaban hacinados en cuartos de dos metros cuadrados.

    Según la PGN, la mayoría de niños y adolescentes son originarios de regiones del occidente de Guatemala y serán trasladados a albergues de la institución mientras se define su situación.

    El grupo era obligado a trabajar más de 15 horas diarias en las calles y avenidas de la capital en ventas de golosinas, pidiendo limosna y limpiando vidrios de vehículos, y luego iban a dormir a los inmuebles en los que pagaban entre 2.6 y 3.2 dólares por noche.

    La investigación para dar con los responsables de la explotación comenzaron en julio pasado entre la Fiscalía Contra la Trata de Personas, la PGN y la Secretaría Contra la Violencia Sexual, dijo Castillo.

    El funcionario manifestó que entre el grupo hay niños de hasta dos meses, al parecer hijos de adolescentes que eran explotadas por los dos detenidos.