Huelga mundial en la comida rápida

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    NUEVA YORK - Los trabajadores de restaurantes de comida rápida efectuarán una protesta con acciones coordinadas en más de 30 países, dijeron organizadores laborales. Representantes sindicales de varias naciones, incluidas Argentina, Panamá, Italia y Nueva Zelanda, así como la ciudad china de Hong Kong, se reunieron esta semana en Nueva York con el fin de compartir consejos y definir estrategias para las manifestaciones a realizarse el 15 de mayo. Los organizadores planean anunciar las acciones globales en una conferencia de prensa el miércoles afuera de un restaurante McDonald's en Nueva York. Las protestas que exigen un salario de 15 dólares por hora en Estados Unidos han recibido atención de los medios de prensa nacionales desde que comenzaron en Nueva York a fines de 2012. La acción busca obtener apoyo organizacional y financiero del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio y ha servido como un importante telón de fondo en momentos en que el presidente Barack Obama y legisladores demócratas buscan un aumento al salario mínimo federal en un año electoral. Aunque parece improbable que el esfuerzo por elevar el salario mínimo federal en el Congreso tenga éxito, varios estados y localidades han aumentado sus sueldos mínimos en el transcurso del último año. El salario mínimo federal de 7.25 dólares la hora fue elevado por última vez en 2009. Dicha cifra equivale a unos 15,000 dólares anuales, si se asume que el empleado trabaja 40 horas semanales. Las protestas se producen en un momento en que la diferencia en los ingresos que recibe la población se está ampliando, lo cual se ha convertido en un asunto que está generando presión política. Desde 1980 el ingreso ha crecido en su mayor parte para los que más ganan, al tiempo que ha disminuido para el 20% de las familias más pobres. Los partidarios de elevar el salario mínimo dicen que un creciente número de personas en empleos de sueldos bajos se esfuerzan por mantener a sus familias. Aun así, históricamente ha sido difícil que los trabajadores de locales de comida rápida se sindicalicen debido a la elevada rotación de personal en ese sector.