Buscan tratar pacientes con ébola en AZ

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    (Published jueves 4 de diciembre de 2014)

    ARIZONA - Autoridades federales de salud visitaran Arizona para determinar si dos hospitales del estado cumplen con los requisitos necesarios para atender a pacientes con ébola.

    El Centro Médico de Maricopa y el Centro Médico Universitario en Tucson, serían los hospitales que podrían ser agregados a la lista de las 35 clinicas designadas a nivel nacional por el Gobierno Federal para tratar a pacientes con ébola.

    Uno de los pasos durante la visita incluye la acreditación de ambas instituciones, la cual será determinada por el Centro para el Control de Enfermedades (CDC).

    "El CDC revisa nuestros planes, evalua como estamos usando los equipos de protección personal, y nos da sugerencias", dijo el doctor Robert Fromm del sistema de salud llamado Maricopa Integrated Health.

    "Mientras el ébola continúe propagándose en África Occidental, debemos prepararnos para la posibilidad de casos adicionales en Estados Unidos", declaró el director de los CDC, Tom Frieden, tras el anuncio de la medida.

    Los centros médicos designados cuentan con personal entrenado y recursos disponibles para proveer el "complejo tratamiento" que requiere un paciente con ébola, a la vez que se minimiza el riesgo de contagio de los trabajadores sanitarios a su cuidado.

    "Estamos implementando y fortaleciendo constantemente múltiples niveles de protección, incluido el aumento del número de hospitales entrenados y con capacidades para manejar el complejo cuidado de un paciente con ébola", agregó el funcionario.

    Los 35 hospitales ahora acondicionados para tratar pacientes con ébola complementarán a los tres centros médicos especializados en Estados Unidos en tratar enfermedades altamente contagiosas, que son el Hospital Universitario de Emory, el Centro Médico de Nebraska y las instalaciones del Instituto Nacional de Salud (NIH), en los que se han tratado a todos los pacientes con ébola que han sido trasladados a territorio estadounidense.