Michael Brown dijo que sería famoso

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SAN LUIS, Missouri - Una multitud llenó una iglesia para recordar a Michael Brown, al que describieron como un "gigante amable" que quería ser rapero y asistir a una escuela técnica tras concluir recientemente la secundaria. Sin embargo, el funeral del lunes fue más que el féretro cerrado del joven negro de 18 años que murió a tiros a manos de un policía blanco. El funeral pretendió consagrar la muerte de Brown como otra en la larga historia del movimiento de los derechos civiles y se hizo un llamado a los afroestadounidenses a que cambien sus gritos de protesta por iniciativas y leyes. "Voten, hagan escuchar sus voces, que todos sepan que ya estamos hartos de todo esto", dijo Eric Davis, uno de los primos de Brown. El reverendo Al Sharpton propuso un movimiento que limpie tanto a las fuerzas policiales como a las comunidades a las que sirven. "No estamos contra la policía. Respetamos a la policía. Pero es necesario enfrentar a los policías malos como a quienes se comporten indebidamente en nuestra comunidad", declaró Sharpton. Dos tíos recordaron que Brown había pronosticado que algún día sería famoso. "No sabía que estaba haciendo una profecía divina", declaró Bernard Ewing. Más de 4,500 personas llenaron la Iglesia Bautista del Templo Misionero Amistoso en San Luis. El servicio religioso varió en ocasiones entre música gospel y un concierto de rock. Comenzó con música alegre acompañada de aplausos. Algunas personas bailaron en el lugar.