Buscan pistas tras misteriosas muertes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    (Published jueves 4 de diciembre de 2014)

    ARIZONA - Momentos de pánico y dolor vivieron dos familias de Phoenix cuando se dieron cuenta de que sus hijas habían sido asesinadas brutalmente en su propia vivienda.

    De acuerdo a la familia, Nicole Glass y Melisa Mason, eran dos amigas muy cercanas que repentinamente murieron estranguladas de una manera muy inusual, pues se desconoce quien o quienes pudieron haber sido los responsables.

    Desde que fue descubierto el caso, el mismo se volvió un caos total, pues las autoridades no encontraron huellas digitales, restos de ADN o cualquier otra pista que les ayudara a determinar quienes podrían estar detrás de esta masacre.

    Glass era una joven de 27 años que estudiaba comunicaciones en la Universidad Estatal de Arizona, y también trabajaba sirviendo bebidas en un bar.

    [Nota relacionada: Las fotos secretas de un asesino en serie]

    Por su parte, Mason tenía dos meses de embarazo cuando sucedieron los hechos el tres de diciembre del 2010.

    La madre de Nicole, Rachel Glass, espera que alguien les pueda ayudar y dar pistas sobre los responsables de este hecho.

    Las autoridades están ofreciendo una recompensa de hasta 10 mil dólares si se da con el paradero de los responsables.

    “Si se me concediera un deseo, pediría un día más con mi hija”, dijo la madre de Glass.

    Ambas mujeres fueron encontradas en el interior de la vivienda de Mason, y tampoco existían rastros de que las puertas o ventanas hubieran sido forzadas. La más vista:

    No te olvides de también seguirnos en Facebook y Twitter para lo último en información