Sepultan a locutores asesinados mientras trabajaban

En el tiroteo también resultó herida la secretaria de la emisora Dayana García.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las autoridades han identificado a José Rodríguez, de 59 años, como sospechoso.

    (Published )

    SANTO DOMINGO - Los restos de los locutores dominicanos Leonardo Martínez y Luis Manuel Medina, asesinados este martes en una emisora del este del país, fueron sepultados el miércoles bajo el clamor de que las autoridades apresen cuanto antes a quien señalan como el principal sospechoso del doble asesinato.

    En el tiroteo también resultó herida la secretaria de la emisora Dayana García.

    Medina fue el primero en ser enterrado en el municipio de Consuelo, perteneciente a la provincia San Pedro de Macorís, y quien fue tiroteado mortalmente mientras ofrecía en vivo un boletín de noticias en la emisora FM 103, ubicada en un centro comercial de la ciudad del mismo nombre.

    Numerosos familiares y amigos acudieron al sepelio de Medina, quien además de trabajar en la estación radial, era la voz comercial del equipo de béisbol profesional Estrellas Orientales.

    Las autoridades han identificado a José Rodríguez, de 59 años, como el hombre que presuntamente habría cometido los crímenes, de acuerdo a testimonios brindados por García.

    La Policía Nacional reveló que el sospechoso es visto varias veces en imágenes de la propia cámara web que utilizaba Medina al momento de sus transmisiones, además de informar que este fue deportado desde Estados Unidos, aunque en el país no tiene antecedentes penales.

    Una de las teorías que manejan las autoridades apunta a que Rodríguez podría ser el único responsable de las muertes, descartando que haya actuado por encargo.

    Por su parte, los restos de Leonardo Martínez, quien era el director de la emisora, fueron sepultados en el cementerio de la ciudad de San Pedro de Macorís, lugar donde se presentó el excandidato presidencial Luis Abinader.

    El político opositor clamó porque las autoridades competentes actúen con celeridad y eficacia en este caso.

    "Nosotros estamos unidos contra la violencia; el pueblo debe estar unido para denunciar cualquier situación, porque esa es la libertad de expresión", manifestó.

    Los asesinatos han sido lamentados por figuras como el arzobispo de Santo Domingo, Antonio Ozoria, al considerar que el país vive "tiempos de oscuridad", a la vez que afirmó que conocía a los dos comunicadores.

    La condena ha sido también expresada por el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y el Círculo Dominicano de Locutores (CDL).

    Mientras, el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, garantizó que la libertad de expresión y difusión del pensamiento no sufrirá mella alguna con este episodio y dio seguridades de que las autoridades emplean todos los medios a su alcance para llevar a la Justicia a los responsables.