Inmigración: Amarga navidad para Joe Arpaio

Inmigración: Amarga navidad para Joe Arpaio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Foto: AP

    ARIZONA - Una juez federal desestimó el martes por la noche la demanda del alguacil Joe Arpaio, pues el mismo quería detener el plan del presidente, Barack Obama, de proteger a casi cinco millones de personas de la deportación.

    Declinando pronunciarse sobre el mérito del caso, la juez del distrito Beryl Howell dijo que el papel de los tribunales no es intervenir en legislación, una tarea que es mejor dejar a las ramas políticas del gobierno.

    El caso presentado por el jefe de policía del condado de Maricopa, "plantea importantes cuestiones referentes al impacto de la inmigración ilegal en esta nación, pero las cuestiones suponen quejas generalizadas que no son apropiadas para que la justicia las dirima", escribió el magistrado en su decisión.

    [Nota relacionada: Arpaio dice "NO" a las redadas de inmigrantes]

    El jefe de policía presentó un aviso de apelación, diciendo que llevaría el caso hasta la Corte de Apelaciones para el distrito de Columbia.

    Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca Eric Schultz dijo que el tribunal había hecho lo correcto al desestimar la demanda.

    "La decisión hoy de la juez Howell confirma lo que el Departamento de Justicia y académicos en todo el país dijeron desde el principio: las medida ejecutivas del presidente sobre inmigración son legítimas", indicó Schultz. "El Tribunal Supremo y el Congreso han dejado claro que los cargos federales pueden establecer prioridades al aplicar nuestras leyes migratorias, y las acciones anunciadas por el presidente son consistentes con las tomadas por gobiernos de ambos partidos durante el último medio siglo".

    En la primera batalla judicial para el plan de Obama, el abogado de Arpaio Larry Klayman dijo el lunes que el presidente violó la Constitución al eludir al pasar por encima del congreso.

    El letrado alegó que el programa dejaría que más inmigrantes entrasen en el país de forma ilegal, sobrecargando a las fuerzas de la ley cuando algunos cometieran delitos.

    "No es política, está creando ley y no puede hacer eso según la Constitución estadounidense", dijo Klayman de Obama.

    En su alegato del lunes ante el tribunal, la abogada del Departamento de justicia Kathleen Hartnett dijo que la demanda de Arpaio parecía plantear "una disputa política", más que un argumento legal que pudiera abordar el tribunal, una posición que después Howell compartió en su decisión.

    Arpaio ha chocado a menudo con el gobierno federal sobre la aplicación de las leyes migratorias, y ha presentado varias demandas para frenar nuevas normas anunciadas por Obama.

    El jefe de policía afirma que más del 35 por ciento de los inmigrantes que están de forma ilegal en el condado de Maricopa y que pasaron por sus cárceles en 2014 eran delincuentes reincidentes, reafirmando la opinión de Arpaio de que las autoridades federales no están haciendo un gran trabajo para deportar delincuentes.