Trump: "protesta en NFL no tiene que ver con racismo"

Unos 200 jugadores rechazaron las palabras de Trump con su accionar del domingo.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Los comentarios del presidente Trump provocaron una reacción mas sólida de parte de las estrellas del deporte contra las palabras del mandatario.

    (Published lunes 25 de septiembre de 2017)

    WASHINGTON - El presidente de EEUU, Donald Trump, insistió el lunes en que las protestas de jugadores de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) durante la interpretación del himno nacional "no tienen nada que ver con la raza", al afirmar que los que protestaron este domingo fueron abucheados.

    "La cuestión de arrodillarse (cuando suena el himno) no tiene nada que ver con la raza. ¡Se trata del respeto a nuestro País, la Bandera y el Himno Nacional. La NFL debe respetar eso!", subrayó Trump en su cuenta de Twitter.

    Esa fue la respuesta del presidente a lo ocurrido este domingo, cuando numerosos jugadores de la NFL escucharon antes de sus partidos el himno nacional con una rodilla en tierra o entrelazando sus brazos con sus compañeros, entrenadores y dueños de sus equipos en señal de unidad.

    Según aseguró Trump en otro tuit, los que protestaron eran "un pequeño porcentaje" y fueron "abucheados por muchas personas" que demandan "respeto" a la bandera estadounidense.

    Unos 200 jugadores se hincaron, sentaron o levantaron sus puños en gesto desafiante el domingo. Hace una semana, solo cuatro se quedaron sentados y dos levantaron los puños.

    Von Miller, el baluarte defensivo de los Broncos de Denver, figuró entre la mayoría de jugadores del equipo que se arrodilló en Buffalo, donde el running back de los Bills LeSean McCoy optó por hacer estiramientos durante el himno. En Chicago, todos los integrantes de los Steelers de Pittsburgh se quedaron en el túnel.

    Tom Brady sobresalió dentro de los jugadores de los Patriots de Nueva Inglaterra que unieron brazos en muestra de solidaridad en Foxborough, Massachusetts.

    Los comentarios de Trump hicieron que la ceremonia de los himnos _ usualmente reservada para espacios de comerciales _ fuera un momento imperdible en las transmisiones.