Arizona: Clientes de Sprint y Verizon podrían recibir reembolsos por cargos extras

Clientes de Sprint y Verizon podrían recibir reembolsos por cargos extras

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ARIZONA - Las compañías de telefonía móvil estadounidenses Verizon y Sprint tendrán que pagar una multa total de 158 millones de dólares por cobrar a sus clientes pagos no autorizados de entre $0.99 y $14, informó hoy la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC).

    De dicha cantidad, Arizona recibirá aproximadamente $450,000, según el abogado Mark Brnovich.

    Se indica que en nuestro estado alrededor de 496,000 cuentas de Verizon y un aproximado de 269,000 cuentas de Sprint podrían ser elegibles para reembolso por cargos no autorizados.

    Verizon Wireless, la mayor operadora del país, tendrá que pagar 90 millones de dólares y su rival Sprint Corporation, 68 millones de dólares por cobrar a sus clientes cargos por suscripciones a unos servicios "premium" de mensajes contratados con una tercera parte sin autorización, en una práctica conocida en EE.UU. como "cramming".

    La multa se enmarca dentro de un acuerdo al que llegaron las dos empresas con la FCC, una agencia independiente que se encarga de regular las telecomunicaciones interestatales e internacionales de televisión, radio, teléfonos, redes inalámbricas, satélite y cable.

    [También te puede interesar: Telemundo recupera $1 millón para sus televidentes]

    "Durante demasiado tiempo los consumidores han tenido que pagar en sus facturas telefónicas servicios que no habían contratado", resaltó el presidente de la FCC, Tom Wheeler, en un comunicado.

    Los pagos mensuales que tenían que hacer los clientes por el servicio de mensajes de calidad superior oscilaba entre los $0.99 y $14, pero solía ser de 9,99 dólares al mes, detalla la nota.

    Verizon se quedaba con el 30 % o más de estas tasas, mientras que Sprint recibía aproximadamente el 35 % de los beneficios recolectados por estos servicios que prestaba una tercera parte.

    Según la nota, Verizon y Sprint solían negarse a reembolsar los pagos a los clientes e, incluso cuando la FCC pidió a las operadoras pruebas de que los consumidores habían autorizado los pagos, las compañías no pudieron aportar evidencias de que se había pedido la autorización a los usuarios para los cobros.

    Los términos del acuerdo al que se llegó hoy establecen que, de los 90 millones que tendrá que pagar Verizon, 70 millones se destinarán a indemnizar a los clientes, 16 millones revertirán en las agencias estatales que han logrado el acuerdo y 6 millones se destinarán al Tesoro estadounidense.

    Por su parte, de los 68 millones que tendrá que abonar Sprint, un mínimo de 50 millones se materializará en compensaciones para los clientes, 12 millones irán a las agencias estatales y 6 millones se invertirán también en el Tesoro.

    [Nota relacionada: Reclama tu dinero "olvidado" al gobierno estatal]

    Además de realizar los pagos, ambas compañías se han comprometido en el acuerdo de conformidad a reformar sus procesos internos y externos de funcionamiento, así como a cambiar la forma en la que se provee de información a los usuarios.

    De esta forma, tendrán que obtener el consentimiento de los clientes antes de cobrarles por pagos a terceros, identificar claramente en las facturas a las posibles terceras partes implicadas en el servicio, así como ofrecer un servicio gratuito para que los clientes puedan bloquear este tipo de pagos.

    Con estas dos nuevas sanciones, la FCC junto a la Agencia de Protección Financiera del Consumidor y a la Comisión Federal de Comercio ya han impuesto a las cuatro grandes operadoras telefónicas del país multas por un valor total de 353 millones de dólares, de los que 267,5 millones se destinarán a indemnizar a clientes afectados.

    El anuncio de estas sanciones coincide con la compra por parte de Verizon de la firma de servicios de internet AOL por unos 4.400 millones de dólares, con la intención de diversificar su negocio hacia los contenidos digitales para distintos soportes.