Tucson: Presentan argumentos tras asesinato de agente

Tucson Arizona: Presentan argumentos tras asesinato de agente

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Foto: EFE

    ARIZONA - Abogados defensores de los dos ciudadanos mexicanos acusados de la muerte del agente de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Brian Terry, presentaron hoy sus argumentos finales en el caso que también destapó el controvertido operativo de Rápido y Furioso.

    Sin llamar a ningún testigo, la defensa presentó ante la Corte Federal en Tucson sus argumentos asegurando que los acusados en ningún momento dispararon en contra del agente federal y que huyeron del lugar al momento del enfrentamiento.

    No obstante, el fiscal del caso, Todd Wallace Robinson, dijo al jurado que las pruebas genéticas así como las huellas digitales demuestran la presencia en el lugar de Jesús Leonel Sánchez Meza, también conocido como Lionel Portillo Meza, y de Iván Soto Barraza.

    Ambos acusados aceptaron haber formado parte de un grupo de "bajadores", nombre común con el que se conoce a los maleantes que operan en la frontera y que asaltan a grupos de indocumentados y traficantes de drogas.

    De acuerdo a testimonio presentado en corte por uno de los agentes que acompañaba a Terry, los oficiales patrullaban la zona cuando encontraron al grupo de asaltantes.

    Les gritaron en español "policía", pero estos comenzaron a disparar impactando a Terry por la espalda, quien aparentemente no tuvo ninguna posibilidad de accionar su arma, según detalla el testimonio.

    Por lo menos dos de las armas encontradas en el lugar fueron relacionadas con la operación fallida de Rápido y Furioso, por la cual autoridades estadounidenses permitieron que traficantes mexicanos compraran armas en ciudades en Arizona y las llevaran a México.

    La idea era seguir el rastro de las armas y detenerlos, pero ésta fracasó ya que perdieron el rastro de las mismas.

    Antes del inicio del juicio, el juez federal en el caso, David Bury, determinó que no permitirá que se mencionara para nada el controvertido operativo Rápido y Furioso durante el proceso.

    Dos involucrados en el caso, identificados como Manuel Osorio Arellanes y Rosario Rafael Burboa Álvarez, ya fueron sentenciados previamente a 30 años de prisión a cada uno. Otros dos hombres se encuentran fugitivos y se sospecha que se encuentran en México.

    Se espera que el jurado comience a deliberar hoy mismo, y en caso de ser encontrados culpables, los dos acusados podrían enfrentar la pena de muerte.

    Otro tema de interés: La Procuraduría General de la República de México entregó a las autoridades de EEUU a estas 13 personas, varios de ellos reconocidos jefes del narcotráfico. Presiona aquí o en la foto para ver de quienes se trata.