Obama aprueba ley propuesta por Giffords

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó hoy "Ley para la Prevención del Contrabando con Ultraligeros de 2012", que busca reforzar la seguridad fronteriza al combatir el tráfico de drogas por las fronteras norte y sur del país. Esta ley fue la última iniciativa que patrocinó y votó la legisladora demócrata Gabrielle Giffords, herida de gravedad en un tiroteo hace un año y que renunció hace dos semanas a su escaño por Arizona en la Cámara de Representantes para continuar su rehabilitación. Obama firmó la ley en el Despacho Oval acompañado del vicepresidente Joe Biden, Giffords, y el esposo de ésta, el astronauta retirado Mark Kelly. "Este proyecto de ley da a nuestra nación una autoridad más amplia para combatir el tráfico ilícito de drogas en nuestras fronteras norte y sur, y poder firmarla junto a mi amiga Gabby Giffords me llena de orgullo", dijo el presidente en un comunicado. Obama quiso subrayar la trayectoria de la exlegisladora quien, en palabras del presidente, "ha dedicado toda su carrera a luchar por la seguridad de la gente de Arizona" y consiguió que esta ley fuera aprobada por unanimidad. "Su dedicación a la justicia y a este país ha sido una inspiración para muchos, incluido yo mismo. Deseo que a Gabby le vaya bien en su recuperación. (...) Estoy seguro de que, si bien esta ley puede haber sido su último acto como congresista, no va a ser su último acto de servicio público", añadió. La nueva ley, aprobada por el Congreso a finales de 2011, da a las autoridades policiales mayores poderes para combatir el tráfico de drogas en las fronteras de EE.UU. con Canadá, al norte, y con México, al sur, indicó la Casa Blanca. Según fuentes legislativas, la ley busca corregir un resquicio legal que han aprovechado los narcotraficantes, que hasta ahora recibían sentencias menores por el uso de avionetas ultraligeras, en comparación con las sentencias impuestas por el uso de aviones o automóviles. Así, la ley uniformará las sanciones para el tráfico de drogas sin importar los medios utilizados, de manera que las sentencias serán de hasta 20 años en prisión y una multa de 250.000 dólares. Esas avionetas son las predilectas de los narcos porque son pequeñas, ligeras, pueden volar de noche sin luces y evadir la detección de radares, además de que tienen bajos costos de operación y mantenimiento. La violencia generada por el narcotráfico ha causado la muerte de unas 50.000 personas en México desde 2006, cuando el presidente mexicano, Felipe Calderón, ordenó la militarización de la lucha contra los narcos.