Pasará varios meses más en prisión

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO ARIZONA
    Autoridades federales revelaron que Loughner tenía problemas mentales meses antes del ataque en el que murieron 6 personas y más de una decena fueron heridos.

    Un juez federal dictaminó el lunes que el sospechoso del tiroteo de Tucson que hirió a la ex congresista Gabrielle Giffords pasará cuatro meses más en un centro penitenciario federal, en donde está siendo medicado por la fuerza. Al tomar esta decisión, el juez Larry Burns señaló que Jared Lee Loughner ha hecho una notable mejoría durante su estancia en la instalación en Springfield, Missouri, donde ha participado en terapia de grupo con otros reclusos y, en ocasiones ha tenido conversaciones coherentes y el contacto visual con otras personas. "Eso es en sí, una señal de progreso medible", dijo Burns. Expertos en salud mental han determinado que Loughner, de 23 años de edad, sufre de esquizofrenia y están tratándolo para que pueda enfrentar un juicio. Loughner se ha declarado culpable de 49 cargos relacionados al ataque ocurrido el 8 de enero del 2011, en Tucson, en el cual mató a seis personas e hirió a otras 13 personas, incluyendo a Giffords. Los abogados de Loughner han peleado enérgicamente en contra de los esfuerzos del gobierno por medicarlo con psicofármacos, sin embargo no se opusieron a la última decisión del juez. Loughner ha estado en el centro de Missouri desde el 28 de mayo del año pasado.