Hijos lloran la muerte de su padre

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ARIZONA - El dolor que vive una familia en Phoenix dice ser más grande cada día tras perder a uno de sus miembros de la manera menos inesperada.

    Fue una mañana del domingo del 7 de octubre del 2007, cuando Gabriel Rodríguez se asomó desde la ventana de su casa, y se percató de que dos hombres estaban a punto de robarle su carro.

    Al ver la situación, Rodríguez trató de detenerlos pero los hombres huyeron en el automóvil, y le causaron la muerte tras pasar una semana en el hospital con heridas de gravedad.

    Gracie Martínez, hijastra de la víctima, dice que lo más difícil de la situación es ver llorar a sus familiares quienes cada día lo recuerdan con mucho dolor.

    Según Martínez, cuando su padrastro de 43 años conoció a su esposa, acogió como sus hijos a ella junto con su hermana, a otros tres hermanos e incluso adoptaron a dos menores.

    [Nota relacionada: La historia de horror de Scotty McMillan]

    “Él nunca nos presentó como sus hijastros, nosotros éramos su hijos. Mi mamá está profundamente perdida porque ya no tiene quien la espere en casa”, dijo Martínez.

    La familia pide que si alguien tiene información sobre los posibles sospechosos se comuniquen con el departamento de Policía de Phoenix o llamando al 480-TESTIGO.

    Las más vistas: