El hospital lo llevaría a México porque es indocumentado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tucson, Az. Alejandro tiene en sus manos un tratamiento de quimioterapia, hace menos de un mes su cuerpo comenzaba a sufrir. “Me dolía la cabeza me sentía mareado y no veía bien, sentía mi corazón latiendo muy rápido” cuenta este joven quien hoy padece de Leucemia. “Lo primero que piensas es mi hijo tiene cáncer? se va a morir? que tanto tiempo de vida? porque son tantas preguntas en un diagnóstico que uno no sabe porque” María Teresa vive al lado de su hijo esta terrible enfermedad. Lo operaron en el Centro Medico de la Universidad de Arizona en Tucson y comenzó la primera etapa de quimioterapia. A María Teresa le solicitaron dos mil dólares de depósito y busco ayuda de alguna organización para pagar pero el hospital comenzó otros planes. “Me dijeron que el niño se tiene que ir a México porque no tienes cobertura, porque no son legales aquí”. Para Alejandro la noticia fue muy triste. “Me sentía mal porque se me hace algo feo que por razones migratorias me están negando un tratamiento que ellos pueden hacer” El Centro Médico de la Universidad de Arizona se negó a hablar del caso por cuestiones de privacidad del paciente, sin embargo nos informaron de los procedimientos de traslado de un paciente a México bajo las siguientes condiciones: 1- Los doctores deben comprobar que la condición médica del paciente es estable 2-Se debe coordinar apropiadamente el traslado entre UMAC y el hospital que recibirá al paciente 3-UAMC debe tener permiso firmado por el paciente o sus familiares para realizar el traslado médico. Activistas pro inmigrantes aseguran que el caso de Alejandro se ve muy menudo. “Hemos visto personas que han sido deportadas en ambulancia y han ido a morir a México incluso en el camino”, dice María Eugenia Carrasco de la coalición de derechos humanos del sur de Arizona. Un abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) se involucró y Alejandro no fue trasladado, pero salió del hospital el viernes. Su mama asegura que el tenía que pasar por lo menos dos semanas más bajo cuidados médicos.