Dan de alta a niño atacado por perro

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO ARIZONA
    “No sé si va a quedar bien, si lo van a curar… no lo sé”, declaró la madre de Kevin.

    Kevin Vicente de 4 años, que fue brutalmente atacado por un perro el pasado mes de febrero, fue dado de alta del hospital y se recupera en su casa.

    A más de un mes del ataque, Floridalma Vicente y su hijo aún reviven el ataque y es una experiencia que ha marcado a ambos.

    “Me imaginé lo peor al ver su cara toda destrozada: su mandíbula quebrada, desgarrada parte de la cara, y que le había arrancado parte del ojo”, explicó Vicente en exclusiva con Telemundo Arizona.

    Kevin fue atacado por Mickey, un perro de raza Pitbull, cuando se encontraba bajo el cuidado de la niñera.

    De acuerdo con las autoridades, Kevin se metió a la casa del vecino por la parte de atrás del jardín e intentó arrebatarle un hueso al canino cuando éste le atacó, desfigurándolo por completo.

    Luego de permanecer varias semanas en el hospital y ser sometido a varias cirugías, Kevin fue dado de alta y la experiencia le ha marcado la vida.

    “Cuando salimos a la calle se le quedan viendo y el agacha la cabeza, no quiere que lo vean. La verdad se siente feo que se le queden viendo así”, comentó Vicente.

    Kevin recibe tratamiento psicológico para poder superar el trauma y se encuentra a la espera de una cirugía plástica reconstructiva que le permitirá recobrar la movilidad en un parpado paralizado.

    De acuerdo con Vicente, el proceso de recuperación será largo y muy costoso, esto preocupa a la madre ya que no tienen los fondos necesarios para costear los gastos médicos porque tuvo que renunciar para cuidar a su hijo.

    “No sé si va a quedar bien, si lo van a curar… no lo sé”, declaró Vicente.

    En un principio la comunidad demandó sacrificar al perro, sin embargo, activistas por los derechos de los animales, y miembros de la comunidad pidieron que se le perdone la vida ya que alegan que el can no tuvo la culpa.

    Deborah Griffin, juez en una corte municipal de Phoenix, declaró que el perro es violento y dictaminó que sea capado, se le extraigan los dientes caninos y que se le introduzca un chip para poder ubicarlo si se requiere.

    El perro ha recibido mayor ayuda económica de la comunidad que Kevin y a pregunta expresa sobre eso, Vicente dijo que “es muy duro saber que apoyan más a un animal que a un ser humano”.