Cárcel de por vida a Pitbull en Phoenix

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Save Mickey/facebook
    El perro, que fue abandonado por su dueño luego del ataque, espera su destino en una jaula.

    Pese a que la juez Deborah Griffin dictaminó que no sería sacrificado, Mikey, el perro que desfiguró a un menor en un brutal ataque en Phoenix, pasará el resto de sus días en una celda de la cárcel de Joe Arpaio.

    El Alguacil del Condado Maricopa dijo que pondrá al canino bajo custodia de su agencia el jueves por la tarde.

    El perro pasará el resto de sus días en la antigua cárcel First Avenue Jail que funciona como un refugio para animales desde 1998.

    Esta semana Griffin ordenó que el can pasaría a la custodia de Arpaio y que convictas cuidarán del animal hasta que muera.

    Mickey atacó a Kevin Vicente de 4 años de edad aun estando encadenado, sufrió fracturas en la cavidad orbitaria, en la mandíbula y será sometido a varias operaciones reconstructivas.

    En un principio la comunidad demandó sacrificar al perro. Sin embargo, activistas por los derechos de los animales y miembros de la comunidad pidieron que se le perdone la vida alegando que el can no tuvo la culpa.

    Griffin, juez en una corte municipal de Phoenix, declaró que el perro es violento y dictaminó que sea capado, se le extraigan los dientes caninos y que se le introduzca un chip para poder ubicarlo si se requiere.

    Del mismo modo, dijo que el perro no podra ser adoptado nunca y permanecerá bajo la custodia de MCSO.